Colombia.com Bogotá Miércoles, 13 / Mar / 2019

Oración para bendecir a los hijos ante cualquier situación

Siempre será bueno estar al lado del Señor, pues él es quien puede brindarnos la protección que necesitamos nosotros y nuestros familiares.

Nadie cuidará mejor de tus hijos que Dios. Foto: Shutterstock
Nadie cuidará mejor de tus hijos que Dios. Foto: Shutterstock

Padre nuestro, en tu nombre sello y protejo a (nombre de tus hijos) y te pido Padre Señor TODO PODEROSO para que envíes la bendición de tu madre, la Virgen María y su esposo San José, a todos tus ángeles y arcángeles para que cuiden, protejan y bendigan a mis hijos (vuelve a repetir el nombre de tus hijos).

Custódialos señor y aléjalos de cualquier mal y peligro que se presente en su día a día y cubre todas sus necesidades para que puedan gozar de tranquilidad. Cuídalos en la adversidad.

Padre mío, guíalos en sus caminos y no permitas señor que reciban ningún mal consejo, ningún mal trato, ni nada que los hiera y dañe su corazón.

Señor Dios, los sello y los protejo con el poder de la preciosa Sangre de Cristo para que de esta forma estén protegidos ante cualquier accidente, peligro o catástrofe natural que los pueda llegar a afectar.

Santo de los Santos, tú que eres quien atiende las súplicas, escucha las mías y cúbrelos con tu manto sagrado de todo mal, peligro o dolencia tanto psicológica como física.

Contigo señor los sello y protejo con el poder de la sangre del Santo de los Santos, que derramó su sangre para nuestra redención de todo enemigo del cuerpo y también del alma, los pongo en tus manos Señor Jesús para que cualquier persona que quiera hacerles daño sea controlada con tu poder.

Oh mi señor Jesús, por tu sangre derramada valiente y generosamente en la Santa Cruz, te ruego limpies y purifiques a mis hijos (di su nombre en voz alta), selles su alma, cuerpo y espíritu, su mente su corazón y su vida y que por medio de esta oración también caigan en cuenta que lo mejor de vivir es entregarte la vida a ti.

Jesús Santo, pongo todo el ser de mis hijos (repite sus nombres) en tus manos, para que seas tú Santo quien guíes su camino y sus pasos; quien les brindes protección y bendición; quien elija qué es lo mejor para ellos aunque te lleven la contraría, pero que tú en medio de todo te encuentres a su lado protegiéndolos y bendiciendo su camino y mostrándoles la luz de tu corazón.

Permíteles señor que ganen todas las batallas contra el mal, bien sea espiritual o físico, hazte tu presente y hazlos invisible ante el peligro.

Te entrego a mis hijos (sus nombre en voz alta) porque sé que en ti estarán seguros padre TODO PODEROSO.

Por Cristo, nuestro Señor.

Amén.

Redacción Vida Sana - Colombia.com