Actualización: Lun, 01 / Abr / 2019 4:24 pm
Colombia.com Bogotá Lun, 01 / Abr / 2019 4:23 pm

Oración para los pecadores

Siempre es bueno unirnos al señor en oración, por eso en esta ocasión pediremos por el perdón de los pecados.

Eleva tus peticiones al cielo. Foto: Shutterstock
Eleva tus peticiones al cielo. Foto: Shutterstock

¡Oh Señor!, hoy me postro ante ti para reconocerme una vez más como un ser pecador, como una persona que se ha dejado llevar por lo mundano y ha desperdiciado las mieles de tu amor.

Tus ojos me han visto cuando no tenía forma en el vientre de mi madre, tus manos fueron las que formaron mi ser, con tu consentimiento he podido llegar a donde estoy y por eso hoy vengo a pedirte perdón padre, porque soy consciente de que en muchas ocasiones te he defraudado y has llorado por este hijo tuyo, pero jamás me has abandonado.

Yo quizás no te conozco, aunque te persiga, pero me acerco a ti con mis errores, mis incoherencias, mis ilusiones rotas y con vergüenza de lo que he sido, porque sé que con estos actos de (menciona en lo que te has equivocado) he herido a personas cercanas, amigos, seres queridos o quizás a personas con las que solo me he visto una vez, pero no soy quién para dañar el corazón de alguien, por eso y lo que olvido, buen Señor, hoy te pido perdón.

Hoy me acerco a ti Padre Santo, porque me he dado cuenta que me haces falta y que sin ti no soy nada, que, aunque intente, el sentido y el fin eres tú y por ello me encuentro una vez más postrado/a ante ti para pedir tengas compasión de mí y de todas aquellas personas que me rodean.

Soy consciente de que no puedo buscar de tu perdón, sin antes perdonar, por eso mismo te pido pongas la semilla de la misericordia en mi corazón, porque anhelo perdonar a aquellas personas que también se han equivocado conmigo y deseo poder dejar atrás aquel dolor o daño que hubo en su momento en mí.

Además, quiero pedirte por mi familia, para que también los perdones seños si han cometido actos que han estado fuera de lo que tus mandatos dictan, porque, aunque sé que no tienen excusa, ellos necesitan de ti. Dales por favor tu perdón y ayúdalos a acercarse a ti, a encontrarse en tu ser y a hacer de tu oración, algo diario y recurrente. Que hablen contigo y sientan esta paz que cualquiera siente ante tu amor.

Gracias señor porque sé que, aunque tenga errores, jamás me dejas de ver como tu hijo/a amado/a y por ello padre no me queda si no mi vida para agradecerte eternamente. Siempre guíame con tu luz y lléname de ti para lograr una vida bien aventurada, al igual que a mi familia y a mis seres cercanos.

Por Cristo, Nuestro Señor.

Amén.
 

Juliana Palomino - Colombia.com