Actualización: Mar, 20 / Oct / 2015 9:24 am
Martes, 20 / Oct / 2015

Seis cosas repugnantes que todos hacemos

Probablemente muchos hemos hecho cosas repugnantes en público de las cuales nos arrepentimos pero no te preocupes muchas de estas tienen beneficios. 

Seis cosas repugnantes que todos hacemos
Seis cosas repugnantes que todos hacemos

En muchas ocasiones hemos hecho cosas demasiado repugnantes de las cuales luego nos arrepentimos y sobre todo si fueron en público y delante de aquella persona que tanto nos gusta.

Pero según algunos estudios las cosas más repugnantes tienen beneficios para nuestra salud, por eso te mostramos algunos de los más comunes.

1. Eructar: Este sonido que es tan desagradable para quien lo escucha puede ser beneficioso para quienes lo realizan, porque ayuda a que los jugos gástricos no suban y generen arrugas.

Te puede interesar: Tus manos pueden determinar que tanto debes comer
 
2. Comerse las uñas: Este acto puede provocar infecciones gracias a las heridas que se generan, pero también se ha comprobado que las bacterias que introducimos a nuestra boca ayudan a estimular nuestro sistema inmunológico.
 
3. Oler flatulencias: Un estudio realizado en el Reino Unido, señala que oler las flatulencias tiene grandes beneficios para nuestra salud. Gracias a que contiene sulfuro de hidrógeno el cual previene el riesgo de cáncer.
 
4. Comer mocos: Esto se ve principalmente en los niños, sin embargo, los adultos también lo hacen y al igual que las uñas las bacterias que allí encontramos pueden fortalecer nuestro sistema inmunológico.
 
5. Escupir: Es un asqueroso hábito que muchas personas realizan durante el ejercicio. Esto ayuda a la liberación de saliva excesiva y a la prevención de un infarto por obstrucción en las vías respiratorias.
 
6. 'Tronarse' los dedos: Muchos de nuestros padres o abuelos nos han dicho que si hacemos sonar los dedos crecen torcidos, pero según un estudio esta actividad nos ayuda a expandir las bolsas de aire que se generan por el líquido sinovial.
 
Es importante realizar este tipo de actividades repugnantes pero evitemos que sea en público.