Actualización: Jue, 23 / Sep / 2010 5:14 pm
Jueves, 23 / Sep / 2010

¿Qué son los antioxidantes?

Es importante aumentar nuestras reservas incorporándolos a través de alimentos ricos en pro-Vitamina A (betacaroteno)  C y E, Selenio, Zinc y fitoquímicos.

  • ¿Qué son los antioxidantes?

    Los antioxidantes juegan un rol protector

  • ¿Qué son los antioxidantes?

    La pro-Vitamina A o betacaroteno se encuentra en las frutas y verduras amarillas

  • ¿Qué son los antioxidantes?

    La Vitamina C está en el tomate, el kiwi y otros

Todos los organismos vivos utilizan oxígeno para vivir y generan una mínima cantidad de partículas oxidantes denominadas radicales libres, que son responsables del envejecimiento celular.

Además, estamos expuestos a tóxicos del medio ambiente (tabaco, polución  y pesticidas) que tornan nuestras defensas naturales insuficientes y pueden dañar nuestras células e inclusive alterar el material genético.

Estos procesos oxidativos se relacionan con distintas enfermedades: cáncer, ateroesclerosis, alteraciones de nuestras defensas y cataratas en el ojo.

Los Antioxidantes juegan un rol protector frente a estos Radicales Libres, al contrarrestar su acción y frenar de alguna manera, este proceso. 

Es importante aumentar nuestras reservas incorporándolos a través de alimentos ricos en pro-Vitamina A (betacaroteno)  C y E, Selenio, Zinc y fitoquímicos.

¿En qué alimentos se encuentran estos Antioxidantes?

La pro-Vitamina A o betacaroteno se encuentra en las frutas y verduras de color naranja/amarillo: mandarina, naranja, limón, zapallo, zanahoria, calabaza. En nuestro organismo se transforma en Vitamina A por acción de las enzimas. Asimismo, las leches descremadas son otra interesante fuente de Vitamina A.

La Vitamina C se encuentra en el tomate, morrón, kiwi, frutilla, cítricos, papa y batata. Asimismo, es importante la presencia de Vitamina C al consumir alimentos que aportan Hierro, ya que facilitan su absorción.

Los alimentos ricos en Vitamina E son la palta, las semillas y aceites de girasol, soja, y los frutos secos. Su principal acción antioxidante es reducir  la oxidación de las partículas de colesterol LDL (“malo”) y por ende, combate la ateroesclerosis (formación de placa de colesterol en las arterias).

A tener en cuenta: las Vitaminas son sensibles al calor, por eso es importante consumir frutas y verduras crudas y frescas para aprovechar todas sus virtudes.

Los Fitoquímicos: Licopeno, presente en el tomate, reduce el riesgo de cáncer de próstata, Luteína, en vegetales verdes y naranjas, disminuye el riesgo de cataratas y protegen la visión, la Alicina, en el ajo y la cebolla, protege de enfermedades cardiovasculares al reducir la presión arterial y su acción antiagregante, y el Resveratrol, en las uvas y frutos rojos, con su potente acción antiinflamatoria, contrarresta la formación de la placa de colesterol.

Una alimentación que incluya 5 frutas y verduras al día, de variados colores, nos aportan todos los Antioxidantes que nuestro cuerpo necesita. De esta manera, favorecemos el cuidado de nuestro cuerpo y a su vez, obtenemos una interesante cantidad de fibra que brindan saciedad y una adecuada nutrición.

 

Con información de infobae.com