Actualización: Mié, 13 / Abr / 2011 1:12 pm
Miércoles, 13 / Abr / 2011

La resistencia a los antibióticos constituye una nueva amenaza a la salud

La resistencia a los antibióticos representa una creciente amenaza a medida que los virus y patógenos reaccionan contra los medicamentos, según un estudios,

La resistencia a los antibióticos constituye una nueva amenaza a la salud
El informe señala que en años recientes ha surgido un número significativo de patrones resistentes a medicamentos, situación que, según las autoridades sanitarias, requiere de acciones urgentes.

"Las personas asumen que los antibióticos siempre van a estar ahí para tratar las peores infecciones, pero la resistencia antimicrobiana nos está robando esa certeza y nuevos patógenos resistentes a los medicamentos están surgiendo", dijo Thomas R. Frieden, director de los CDC, que junto a la Organización Mundial de la Salud y otras organizaciones busca crear consciencia sobre este tema.

Según las autoridades, la resistencia antimicrobiana se ha convertido en un problema global, que entre otras afecta actualmente la efectividad de casi todos los medicamentos disponibles en el sureste de Asia utilizados para tratar la malaria causada por el Plasmodium falciparum, el más peligroso de los parásitos que provoca la enfermedad.

Asimismo, la pandemia de influenza H1N1 puso a prueba la resistencia de la enfermedad, en algunos casos, al medicamento oseltamivir, uno de los dos antivirales utilizados para tratar la enfermedad.

En Estados Unidos, las autoridades han mostrado también su preocupación ante el aumento de casos de Staphylococcus aureus resistente a la meticilina, conocido en inglés como MRSA, así como de los casos de la neumonía Klebsiella, que antes había sido vista en un número limitado de hospitales y actualmente ha sido reportada en al menos 36 estados.

La gonorrea es otra de las enfermedades que las autoridades señalan ha mostrado posible resistencia a cephalosporins, el único antibiótico que actualmente recomiendan para la infección de transmisión sexual.

La resistencia a los antibióticos representa además un alto costo al sistema de salud, debido a que las infecciones resistentes a los medicamentos son más severas y requieren de estadías más largas en el hospital.

De acuerdo con las cifras más recientes, tratar las infecciones resistentes a los antibióticos tiene un costo de 20.000 millones de dólares al año en Estados Unidos.

Para contrarrestar los efectos de este creciente problema, las autoridades sanitarias recomiendan evitar el uso inadecuado de antibióticos.

Entre las prácticas que deben evitarse está el tomar antibióticos que fueron recetados para otra persona y abandonar el tratamiento antes de lo recomendado por el médico, aún cuando se note una mejoría. EFE