Actualización: Mié, 12 / Oct / 2011 4:16 pm
Miércoles, 12 / Oct / 2011

Cinco tips para que ellas gocen la sexualidad

Confiar en sí misma, dejar de lado la vergüenza, romper la rutina para el goce y erotismo femeninos, son los tips que toda mujer debe conocer para vivir una sexualidad más plena y enriquecedora.

 Cinco tips para que ellas gocen la sexualidad
Despierta el erotismo

“Me preocupa resultarle atractiva o sensual a mi novio.  Soy demasiado tímida para pedir lo que quiero en la cama. Siempre me pongo muy nerviosa y me inhibo. Me siento avergonzada por el tamaño o aspecto de algunas partes de mi cuerpo cuando estoy desnuda”. Inquietudes como éstas que expresan en privado y con frecuencia muchas mujeres, revelan un problema de autoestima sexual que suele ensombrecer sus relaciones.   

Según los expertos, la respuesta sexual femenina cambia constantemente a lo largo de la existencia, e incluso de una relación a otra, pero las mujeres que comprenden mejor las peculiaridades de su sexualidad y erotismo, disfrutan más de su cuerpo y llevan una vida amorosa plena y satisfactoria, independientemente de que tengan veinte, cincuenta u ochenta años de edad.

Al margen de la habilidad y experiencia que tenga su compañero sexual como amante y de la capacidad de cada hombre para despertar el erotismo de ella,  estimulando sus genitales, desarrollando unos acercamientos preliminares adecuados o aplicando las distintas técnicas para llevarla al orgasmo, la satisfacción  femenina depende en buena medida de la propia mujer y requiere seguir algunas reglas básicas:

Gústate a ti, para gustar a los demás. Deja de lado el mito de que a los hombres sólo les interesan las mujeres exuberantes, atractivas o estilo “top model” y que no se fijan en aquellas que no cumplen  ciertos requisitos de belleza, como los famosos “90-60-90”. Si eliminas los prejuicios respecto de ti misma, y comienzas a quererte y gustarte, harás que tu pareja y los demás te acepten y sientan atraídos por ti, tal y como eres.  

Mejora tu imagen. El aspecto físico no es la única manera de atraer a un hombre, pero si tú haces algo por mejorarlo ¡tu lucecita interior tendrá más posibilidades de brillar!.  Una buena salud, figura e imagen nunca están de más, y ayuda a mejorar la autoestima sexual. Sigue una dieta saludable, haz ejercicio físico y cómprate ropa y maquillaje adecuados, y aprenda a ver las facetas positivas de su anatomía en lugar de las menos agraciadas.

¡Temores, fuera!.  Intenta que la comunicación con tu pareja en un sentido amplio: que no se limite al terreno sexual sino que también se asiente en las palabras. Expresa en cada momento lo que te apetezca hacer o que te hagan, y despreocúpate de que tu pareja te vea gorda o sin depilar. En la cama, nunca vivas tu sexualidad como una rareza, deja la vergüenza de lado y sé tú misma.

Busca la espontaneidad. Las normas rígidas y la repetición son enemigas del erotismo y la excitación. Tu sexualidad es muy amplia y personal, y la apagas si la confinas en una serie de recetas, normas o situaciones previsibles y repetidas. En vez de caer en una excesiva rigidez de hábitos que te impidan disfrutar, procura improvisar situaciones que resulten excitantes para ambos, con una buena dosis de espontaneidad e imaginación. Hacer el amor en el sofá, la cocina o la ducha o nada más llegar a casa son algunas opciones, pero ¡hay muchas más!.

Descubre lo que te gusta y dílo. Aprende a conocer tus zonas erógenas y lo que te excita más. En materia de sexualidad no hay dos mujeres iguales: lo que para una es una fuente de placer, para otra puede ser una auténtica molestia. Tómate el tiempo necesario para auto-explorar tu cuerpo y, que es mucho más complejo que el del varón, y es un manantial de sensaciones insospechadas. Si sabes lo que te gusta y excita, podrás marcar la pauta y guiar a tu pareja en la cama y los dos disfrutarán.  Y si puedes ser más franca y abierta acerca de lo que deseas en la cama, te sentirás mucho más fuerte y segura.