Actualización: Mar, 18 / Mar / 2014 3:59 pm
Martes, 18 / Mar / 2014

Cuando es recomendable operar un lunar

Archivado en Tendencias

Hoy en día muchos niños y jóvenes suelen sentirse mal por motivos de los lunares o manchas en diferentes partes de su cuerpo y con ayuda de sus padres buscan acudir a temprana edad al cirujano plástico ya que en muchas ocasiones son objeto de burla entre sus compañeros.

Cuando es recomendable operar un lunar

Para eliminar un lunar es importante en primer lugar acudir a un especialista quien valorará al paciente y le dirá que tratamiento seguir de acuerdo a las necesidades.  En algunas ocasiones se requiere cirugía inmediata con el fin de evitar un cáncer de piel y en otras para aumentar la autoestima de la persona.  

Los lunares son unas manchas que aparecen en la piel debido a la acumulación de melanocitos, unas células que el cuerpo produce para defenderse del exceso de luz. Pueden ser de todos los tamaños y suelen salir en cualquier parte del cuerpo, pero lo más habitual es que estén en el tronco, espalda o brazos.

Muchas personas tienen lunares  en el cuerpo sin que su presencia sea motivo de alarma. El problema surge cuando los lunares comienzan a sufrir alguna variación en el color, el borde o la forma, y cuando pican o sangran. Estos cambios podrían ser un signo de que el lunar se ha transformado en melanoma o en otro cáncer de piel, y en estos casos es muy importante acudir con rapidez a consulta médica para poder diagnosticarlo adecuadamente y extraerlo quirúrgicamente.

El sol es uno de los factores que más influye en la aparición del melanoma en la piel, por eso las personas con muchos lunares o con factores de riesgo deben reducir su exposición al sol y hacerlo tomando una serie de precauciones. Los lunares o nevus, aparecen desde el nacimiento hasta la edad adulta considerándose que un adulto debe tener alrededor de 30-40 lunares que en su mayoría son  benignos, pero pueden volverse cancerosos.

Según el Médico Cirujano Plástico, Dr. Hugo Cortes Ochoa, existen diferentes tipos de lunares: los congénitos que aparecen desde el nacimiento o a los pocos días de vida los cuales  pueden ser múltiples o de gran tamaño, tener gran volumen y ser elevados. A veces tienen gran cantidad de pelo en su superficie, bordes bien definidos y color variable. Como tienen mayor riesgo de malignización y son muy antiestéticos se debe siempre valorar su extirpación quirúrgica. 

Otro tipo de lunares son los Adquiridos a lo largo de la vida, que son muy frecuentes y no deben de preocupar porque rara vez degeneran., pero conviene no exponerlos mucho al sol, evitar traumatismos repetidos o quemarlos con ácidos.

Para saber si un lunar es peligroso, examínelo usted mismo siguiendo las reglas del ABCD...si alguno de sus puntos lo deja en duda, consulte .

ABCD de los lunares:

- Asimetría...esto quiere decir...que su forma sea regular como una lenteja y no asimétrico como una baldosa rota.

- Borde...que sea siempre regular y no con entradas y salidas.

- Color...que sea uniforme (café, negro, o azulo o rojizo) y no con mezclas de ellos

- Diámetro...que no sea mayor de 6 milímetros

-Si se inflama o cambia de textura puede ser peligroso.

-Si el lunar pica, duele o sangre es necesario acudir al médico.