Eventos Especiales
Eventos Especiales
Click
 

Jorge Consuegra: El periodista, catedrático, investigador y analista. 35 años dedicados al periodismo cultural de Colombia y Latinoamérica

LA CULTURA: SU PASIÓN DE TODA LA VIDA

Colombia Com. Sala de Redacción.
Por: Isaac Gutiérrez Cruz. Director de Noticias.


de izq. a der. Isaac Gutierrez Jorge Consuegra y Erika Marín

Nuestro primer invitado de honor del nuevo milenio en el Auditorio Internacional de Colombia Com, fue el reconocido y respetado periodista cultural, Jorge Consuegra, quien nos hizo un detallado resumen de lo aportes más importantes de la cultura colombiana en el siglo XX. Y el sólo echo de escucharlo es como recibir una cátedra de historia y cultura. Nos llevó de la mano, trasladándonos de forma imaginaria por aquellas épocas del pasado siglo que él muy bien conoce.

"Colombia se ha desenvuelto a lo largo de su historia en una serie de crisis de todo tipo. Eso permite a la vez que el país encuentre diferentes caminos de desarrollo. Precisamente, en el momento en que más se producen libros, cuentos, ensayos, novelas, y porque no la misma dramaturgia, es cuando más procesos políticos de determinada violencia se registraron en Colombia.

A partir de los años cincuenta a nuestros días es lo que se conoce como la "literatura de la violencia". De esta manera, Jorge Consuegra nos lleva de la mano por ese inmenso mar de la cultura del país. Para Consuegra, desde los años veinte a los cuarenta el estilo de escribir en los autores siempre fue al ritmo de la métrica.

Es decir, muy pausadamente, con elegancia, escogiendo y escogiendo pausadamente la versificación de los textos. Y al llegar los años cincuenta, aparece una corriente literaria denominada "Nadaismo". Con Gonzalo Arango, su principal interlocutor, rompió con toda clase de elementos poéticos, ensayos, se muestran con una desfachatez e irreverencia que chocan con las ideologías gubernamentales y políticas de la época.

Sin duda alguna uno de los momentos más brillantes de la literatura colombiana del siglo XX, tuvo que ver con Baldomero Sanín Cano, Juan Lozano y Lozano, Tomas Carrasquilla (siglo XIX), Luís Tejada, considerado el primer cronista serio que tuvo el país, el maestro Germán Espinosa, quien es considerado uno de los últimos enciclopedistas del mundo. entre otros, quienes emularon la época "Gloriosa". "Hubo una época especial en la edición de revistas culturales que marcó un "hito" en cuanto a la creatividad y novedad de lo literario.

Es así como aparece en los años cuarenta y cincuenta la publicación y edición de la revista América, que dirigió el maestro Germán Arciniegas. En dicha publicación que perteneció al diario El Tiempo, se destacaron los más grandes literatos, escritores, poetas y ensayistas de Colombia y Latinoamérica. Posteriormente, aparece el "Correo de los Andes", la revista "Mito". Había un grupo de académicos que estaba apoyando por aquel entonces las publicaciones mencionadas.

A partir del cincuenta el desarrollo de los medios de comunicación permitió que se rompieran las fronteras y el público en general conoce de cerca a los grandes escritores del continente", y por ello Jorge Consuegra, aprende a diferenciar de la Colombia cultural de mitad del siglo XX hasta nuestros días ese mundo mágico de la novela, el ensayo, la poesía, la dramaturgia y por ende el buen gusto por la cultura en general.

Llegamos a conocer de este amigo y periodista nada más y nada menos que el famosisimo "Grupo de Barranquilla" o de la "Cueva" que dirigió Alfonso Fuemmayor e integrado por Gabriel García Màrquez, Germán Vargas Cantillo, Alejandro Obregon, Álvaro Cepeda Zamudio " Cabellon". Pero el genio, el inspirador y alma de ese grupo literario fue el "Sabio Catalam" dueño de una librería en Barranquilla.

Este grupo pasa al anonimato en los años sesenta cuando "Gabo" se va para Argentina y la mayoría de quienes integraban "La Cueva" viajan al extranjero por sus obligaciones en cuanto a sus experiencias. "La Cueva", tuvo un significado profundo.

Al interior de aquellos "gomosos" de la cultura se vivía un mundo de tertulia, de amistad, cordialidad, generosidad y uno que otro "traguito" para amenizar las extensas y ricas charlas que solían tener a diario.

En fin, hablar con Jorge Consuegra, y llegar a conocer ese inmenso océano de la cultura, se necesita no de una hora, sino de muchos días para seguir encantados viajando y descubriendo sus extensos y maravillosos conocimiento que para él es lo más sagrado en esta vida, la CULTURA.


 

 

Click