INICIO PÁGINA PRINCIPALE-MAILCHATFOROSBUSCADORPOSTALESCOMPRAS; Tienda VirtualAMIGOS Y CONTACTOSTVRADIO
Colombia.com
 
Porfirio Barba Jacob, El Príncipe Fatuo de la Rima (Poeta)
(click para ampliar)
Futuro
Colombia.com Con un espíritu perseverante y lúgubres sentimientos, Porfirio Barba Jacob, es icono de constancia y genialidad nacional.

Miguel Ángel Osorio, conocido como Porfirio Barba Jacob o El Príncipe Fatuo de la Ritma, como el mismo se denominó, nació en Santa Rosa de Osos, Antioquia, el 29 de julio de 1883. Durante su infancia vivió con sus abuelos paternos ya que el niño Miguel prefería la libertad de los campos que permanecer en un núcleo “cerrado” como la escuela o el hogar.

De 1889 a 1895 el joven Miguel Ángel realizó sus primeros estudios en la escuela pública de Angostura, allí se destacó por su indisciplina y falta de concentración. La rebeldía marcó su vida desde su inicio hasta sus días finales y sin embargo, dejo en la memoria histórica han quedado grabados los versos más lúgubres y hermosos que revelan el deleite de su existencia y la plenitud
(click para ampliar)
Canción de la vida profunda
de sus vivencias.

Al cumplir los 12 años, decide viajar a la capital y conocer a sus padres. Durante los dos años siguientes estuvo en Bogotá, recuerdo no muy feliz del muchacho, pues, el desafecto de sus progenitores hizo que Miguel se devolviera para Antioquia.

Ya en Antioquia retomo su vida con sus abuelos, sin embargo, el inquieto joven antioqueño se sentía inconforme con el ambiente que ya se tornaba monótono, por lo que sus abuelos lo enviaron a Medellín a casa de sus tíos.

En Medellín comenzó sus estudios en la Escuela Normal, allí escribió sus primeros versos, sin embargo, la monotonía se apoderó nuevamente de su alma y viajó nuevamente a Bogotá donde estudió los primeros semestres de Derecho.

Acongojado y algo desubicado regreso de nuevo a Angostura, y tomó el puesto de ayudante en la escuela del pueblo hasta que estalló la última
(click para ampliar)
Elegía de Septiembre
Guerra Civil de los Colombianos en 1901, año en el que fue reclutado para servir al Gobierno Conservador. Cuando terminó la guerra volvió a su pueblo y realizó labores de maestro, pero su falta de paciencia lo obligó a abandonar su nuevo empleo.

En 1906 su abuela muere razón por la que decide trasladarse a Barranquilla y bajo el seudónimo de Ricardo Arenales se unió al círculo literario que presidía Leopoldo de la Rosa y otros jóvenes poetas, durante esa época escribió algunos de sus poemas más conocidos como “La canción de la vida profunda”.

En esa época el joven poeta conocido como Maín Ximenes hizo de la marihuana una bandera, y esta realidad se percibe en poemas como "La balada de la alegría", "La dama de los Cabellos Ardientes", "En la Muerte del poeta" y "Acuarimantima".

Después inició un interminable peregrinaje por países de Centro
(click para ampliar)
Canción del tiempo y espacio
América, Estados Unidos, Cuba y las Antillas. En México el talentoso antioqueño encontró oportunidades para descubrir y desarrollar su aptitud periodística y creación literaria, en esta nación duró 10 años hasta 1918 cuando fue expulsado por Plutarco Alías Calles, Ministro de Gobernación de México, pues el joven escritor hacía constantes críticas al gobierno desde las páginas del Cronos.

En 1922 viajó a Guatemala donde adoptó el sobrenombre de Porfirio Barba Jacob, luego regresó a México en 1931 donde se quedo hasta el día de su muerte.

A Colombia volvió el 11 de Enero, cuatro años después de su muerte, cuando el gobierno Nacional, reclamó sus cenizas.

Su vida siempre estuvo marcada por alocadas experiencias llenas de extravagancias, melancolía, pasión y sufrimiento, experiencias que quedaron registradas en periódicos de la época y en sus
(click para ampliar)
La Carne Ardeinte
exquisitos poemas.

Como afirmó Arqueles Vela, poeta mexicano: Porfirio Barba Jacob vivió " como un personaje", siempre conturbado por una idea, por un amor o por un verso, " y supo cosas lúgubres, tan hondas y letales, que nunca humana lira jamás esclareció".

Porfirio Baraba Jacob es conocido como el Poeta Maldito o Sombrío, lleno de ilusiones y sueños logro plasmar en cada verso sus sentimientos y su forma de percibir su existencia, así que para comprender su vida no es necesario conocerla, pues al leer sus versos se divisan sus anécdotas y su sentir.

Miguel Angel Osorio es un niño que perdura débilmente en algunas biografías, Maín Ximenes ya esta muerto, pero su alma aún vive en las líneas de Acuarimántima, Ricardo Arenales muerto también está y Porfirio Barba Jacob vive en sus incesantes versos y en la mente de sus seguidores incansables.
 
Atrás Imprimir Enviar
Arriba Compartir