INICIO PÁGINA PRINCIPALE-MAILCHATFOROSBUSCADORPOSTALESCOMPRAS; Tienda VirtualAMIGOS Y CONTACTOSTVRADIO
Colombia.com
 
"La vida a punta de golpes". Fidel Bassa (Boxeador)
Uno de los mejores de Colombia
Colombia.com Hace más de una década, la gente leía sus hazañas en los periódicos: era uno de los ídolos de los fanáticos del boxeo colombiano. Pero hoy, el ex campeón mundial, Fidel Bassa Santana, cambió los golpes en el cuadrilátero por la venta de libros y, a través de ese camino, descubrió el encanto de la lectura.

¿Que cómo pasó del boxeo a los libros? Esa, que parece ser la pregunta obligada, no lo es para Bassa: "Siempre me preguntan lo mismo", dice y es que cuando se retiró del boxeo, una prestigiosa firma editorial lo contrató como relacionista público.

¿Que cómo hace un boxeador de origen humilde, con apenas cuarto de primaria, para volverse relacionista de una empresa editorial? Eso se resume en dos palabras: "cosas de la fama".

Pero "fama de la buena", porque a través de ese trabajo logró labrar un futuro más seguro para él y su familia y aprendió a reconocer el valor de la educación.

Por eso se entusiasmó con el programa 'Leo Contigo' de la Primera Dama de la Nación, un plan que tiene el propósito de distribuir mensualmente y gratis un millón de cuentos en todo el país para incentivar el gusto por la lectura en los niños.

El caso fue que Bassa trabajó durante tres años en aquella empresa hasta que decidió montar su propio negocio: "Hacía yo mismo mis relaciones; tenía que hablar con los gobernadores, con los rectores de cada una de las escuelas y
hacía mis negocios".

De vender libros pasó a ofrecer elementos para laboratorios de física, química y biología y en un viaje a España consiguió elementos didácticos para colegios, "todo siempre girando en torno a la educación".

"Que ¿qué leo? ¡literatura!" responde luego de un corto silencio y de pensar 'en voz alta' que la verdad lo que le gustan son los libros que enseñan o que cuentan historias como el que ahora está leyendo -cuyo nombre no recuerda-: "es uno de Vargas Llosa que habla de la guerrilla en el Perú, apenas lo estoy empezando".

"Un libro entero demoro mucho para leerlo", dice y no porque no le guste, sino porque "hasta ahora me he visto forzado a leer y siempre me apoyo mucho en mis amigos".

Pero tal vez lo que más lo motiva es ver cómo sus hijos se entusiasman con los libros: "Creo que es por verme a mí metido en el negocio de los libros".

El boxeo le hizo entender que le fama es efímera, mientras que lo que lee en los libros es algo que se aprende para toda la vida. Bassa cambió la satisfacción de leer su nombre en los grandes titulares, por la de leer la letra menuda de los libros.

Su vida

Fidel nació en el municipio magdalenense de El Retén, cuna de grandes boxeadores, en 1.962, siendo el cuarto de ocho hermanos. Su padre, que se dedicaba a la agricultura, decidió llevárselo a vivir a Luruaco cuando apenas era un niño, pero
por la grave situación económica de su familia, vendía arepas de huevo y bollos a los viajeros que pasaban por allí.

Sin embargo, como él quería más en su vida, tomó sus ahorros y se fue Barranquilla en donde se dedicó a la venta de pescados, en esa actividad duró varios años hasta que en 1983, observó a dos muchachos que muy bien vestidos entraban a un gimnasio de boxeo

Observó a los aspirantes a boxeadores y le aseguró al entrenador encargado que “era capaz de derrotar al que le colocaran enfrente”. empujado por las ganas de superarse derrotó a los dos boxeadores que se le enfrentaron. En 1984 dio el paso al profesionalismo en donde se consagró como uno de los mejores boxeadores en la historia de Colombia.

Durantes su carrera fue campeón nacional amateur, campeón de los centroamericanos y del caribe, campeón mundial del peso mosca de la Asociación Mundial de Boxeo derrotando en Ciudad de Panamá a Hilario Zapata el 2 de febrero de 1987, y a través de esto logró lo que él tanto quería, prensa, dinero, fama, viajes para defender su corona en varias partes del mundo.

Tras perder el título ante el venezolano Jesús Rojas, Fidel Bassa decidió retirarse del boxeo profesional y dedicarse a otra actividad, que gracias a su empeño como cuando fue deportista le ha deparado grandes satisfacciones personales y profesionales. Ahora vive para su esposa e hijos.
 
Atrás Imprimir Enviar
Arriba Compartir