INICIO PÁGINA PRINCIPALE-MAILCHATFOROSBUSCADORPOSTALESCOMPRAS; Tienda VirtualAMIGOS Y CONTACTOSTVRADIO
Colombia.com
 
Independencia y república
Actualidad
Constituciones
Presidentes de Colombia

CONQUISTA DEL TERRITORIO Y POBLAMIENTO

Cristóbal Colón fue el primer explorador que avistó tierra del continente, cuando en 1498, en su tercer viaje a las Indias, llegó a la región de Paria, en la costa venezolana. Colón hizo un mapa de su descubrimiento, que acompañó con un relato fantástico en el que anunciaba haberse acercado al sitio donde había estado el paraíso terrenal. Pero el Almirante cayó pronto en desgracia en España, y la Corona se esforzó por reducir sus prerrogativas y derechos. Los diversos permisos que el obispo de Sevilla, Juan Rodríguez de Fonseca, dio a nombre de la Corona a varios navegantes para emprender viajes de descubrimiento y conquista en la Tierra Firme son una indicación de la política de limitar el control de Colón sobre el continente.

En 1499 Alonso de Ojeda, quien había sido uno de los capitanes de la conquista en La Española bajo el mando de Colón, obtuvo una de esas licencias y partió de España, en mayo, acompañado por dos socios bastante notables: Juan de la Cosa, que era considerado como uno de los pilotos y cosmógrafos más hábiles del momento, y el geógrafo Américo Vespucio, ligado a los intereses de la casa comercial florentina de los Médici en Sevilla. Ojeda, recorrió la costa venezolana desde el golfo de Paria y llegó a la península de La Guajira, en la que dio nombre al Cabo de la Vela. Juan de la Cosa hizo dibujo las zonas recorridas, siendo este el primer mapa de parte alguna del territorio colombiano; fechado en 1501. Desde La Guajira se dirigieron a La Española, a donde llegaron en septiembre de 1499. Este viaje, organizado en principio con fines exploratorios, tuvo sus beneficios económicos. Ojeda regresó con oro, perlas, y algo más de 200 esclavos indios capturados en las islas del Caribe, los que fueron llevados a Cádiz para su venta. Ojeda inmediatamente obtuvo permiso para un nuevo viaje, en julio de 1501, pero no logró salir inmediatamente.

Rodrigo de Bastidas hizo la primera exploración de la costa colombiana en l.500. Probablemente Colón mismo bordeó el Cabo Tiburón (Chocó) en l.502, en su último viaje. Pero el proceso de Conquista empezó realmente por Urabá (Alonso de Ojeda, l.508) y al poco tiempo se detuvo. Anteriormente a esta intento, que fracaso por la belicosidad de los indígenas de la zona y por los pleitos entre los españoles, Vasco Núñez de Balboa, partiendo de Urabá, halló el Océano Pacífico en l.513 y construyo los barcos en los que Pizarro partiría para la conquista de Perú y Chile. Los adelantados volvieron más tarde por el centro del litoral (Santa Marta, l.525; Cartagena, l.533) y pasaron luego al interior. La búsqueda del codiciado tesoro de El Dorado condujo al centro del país tres expediciones que seguían tres rutas diferentes:
Gonzalo Jiménez de Quesada ascendió por el Río Magdalena explorando un enlace terrestre con el Perú, por encargo del gobernador de Santa Marta, quien a su vez obedecía órdenes de La Española. De cierto punto en adelante, Quesada hizo planes propios de adueñarse del centro del nuevo país.
Sebastián de Belalcázar había fundado Quito enviado por Pizarro y de allí siguió hacia el norte; en su ruta fundó a Popayán y Cali (l.536). (Navegando hacia el Perú, una vez que cruzó del Caribe al Pacífico por el Urabá de marras, el propio Pizarro había pisado otra vez Colombia en Isla Gorgona, donde enfrentó el célebre motín de sus escasos compañeros, trazando con su espada una raya en la arena...).
Nicolás de Federmán vino desde Coro (Venezuela), fundó Riohacha y remontó por el pie de monte de la cordillera, obedeciendo órdenes de los banqueros alemanes de Carlos V.

Los tres coincidieron en la planicie donde Quesada fundó Santa Fé de Bogotá en l.538. Destacamentos de Belalcázar bajo el mando de Jorge Robledo siguieron haciendo fundaciones por la cordillera central, desde Anserma hasta Santa Fé de Antioquia (l.541). Quesada mismo y su hermano ampliaron también su ámbito en los años siguientes. Lo propio hicieron otros conquistadores.

Los tres objetivos perseguidos durante el Siglo XVI fueron: la dominación militar para generarle rentas a la Corona española; la imposición de la religión católica como el legitimante político del nuevo imperio, cuya soberanía en cabeza exclusiva de España y Portugal había sido proclamada por los Papas Sixto IV y Alejandro VI y finalmente, usurpar toda riqueza a los aborígenes. Las riquezas americanas financiaron el lujo de las cortes europeas, el nacimiento del capitalismo, el derroche del vaticano, las guerras religiosas y dinásticas de casi tres siglos. El proceso de conquista estaba en manos de soldados cazafortunas, curas y funcionarios recaudadores. Muchos de ellos viajaron en busca de fortuna y dejaron atrás sus esposas y familias, así se dio un ambiente propicio para la avaricia y la lujuria, con la benevolencia de una religión que permitía el maltrato a los indios pero que no perdonaba las ofensas a los de su propia cultura. La creación por parte del Emperador Carlos V de la "Real Audiencia" de Santa Fe, en l.550 -, supone desde el inicio de una autoridad judicial, antes que un ente administrador. Por su parte, la Iglesia regirá la vida espiritual a través de otro tribunal, el Santo Oficio ( Cartagena, 1.610 ), otro escenario que avivará un ambiente donde van a predominar los hacedores de leyes, los jueces y los abogados. Los Oidores de la Real Audiencia gobiernan el Nuevo Reino hasta 1.564, cuando se crea la figura del Presidente, vigente hasta 1.717. En este período se consolidan las nuevas instituciones (encomiendas, resguardos, tributos, mita, reducciones, adoctrinamiento forzado, diezmos). Con la llegada de los Borbones al trono de los Austrias, Felipe V establece a comienzos del Siglo XVIII el Virreinato de la Nueva Granada, régimen que se prolongará hasta la Independencia. ( Hacia el fin de ese siglo la Gobernación de Cartagena intervino por encargo real en la defensa de la costa centroamericana y allí se mantuvo hasta la Independencia, motivo por el cual hace parte de Colombia el Archipiélago de San Andrés.)