INICIO PÁGINA PRINCIPALE-MAILCHATFOROSBUSCADORPOSTALESCOMPRAS; Tienda VirtualAMIGOS Y CONTACTOSTVRADIO
Colombia.com
 


PARQUE NACIONAL SIERRA NEVADA DE SANTA MARTA

Durante los tiempos precolombinos, como un gran paisaje majestuoso en el horizonte mirando las suaves ondulaciones del mar Caribe, surgió para los habitantes de la América India, la grandiosa Sierra Nevada.

Para muchos marineros casuales había finalizado un largo viaje, que terminaría en la fertilidad de sus vertientes en donde sin darse cuenta con el tiempo encontrarían un nuevo hogar. Ese hogar que todavía en nuestros tiempos y para los descendientes de aquellos antiguos pobladores es la gran casa sagrada y el centro de todo donde el padre "Seránkua" repartió como herencia las tierras del mundo y las simillas que todos tenemos que sembrar para poder sobrevivir.

Aún en su pico más alto está clavado Kalvasánkua, el poste central que sostiene al planeta, según la mitología de los creyentes en la madre Universal.

Es así como empieza un espectacular libro llamado " LA SIERRA NEVADA DE SANTA MARTA" que plasma en sus 153 paginas la majestuosidad y grandeza de nuestra Sierra Nevada de Santa Marta.

Algunos testimonios históricos narran que los aborígenes agrupados bajo el apelativo "tairona" ocupaban las hoyas de los ríos Don Diego, Guachaca y Buritaca sus asentamientos, localizados entre la costa y los tres mil metros sobre el nivel del mar, albergaban una densa población concentraba en pequeños, medianos y grandes centros urbanos.

Pero lo que más llamó la atención de los cronistas y a lo que más se refirieron en sus escritos insistentemente fue los poblados aterrazados que a manera de jardines colgantes cubrieron gran área de la actual Sierra Nevada.

En esos momentos los españoles no dudaron ni un instante en llamarlas "ciudades" a estos grupos indígenas que dejaban ver un concepto urbano contrastante con las ciudades europeas dejadas atrás.

En las crónicas que escribían dejaban ver el asombro que producía al encontrar una población tan densa, y con una calidad especial tan diferente en la que llamaron "Sierra Tairona."

Pero dentro de todo este asombro y con las sorpresas que puede dar esta cálida tierra, sobresalía la famosa ciudad perdida en donde los historiadores la describen como la monumentalidad de las construcciones líticas que se encuentran en su eje central que le dan un carácter único en su contexto regional. Además de su relieve que dejó impresionado a nuestros antepasados, se puede hablar que la hermosa sierra Nevada es la montaña más alta entre Alaska en el norte y Ecuador en el sur, y también es la montaña costera más grande del mundo, con una vegetación exuberante.


Su geografía abarca todos los pisos térmicos donde se encuentran todo tipo de fauna y flora únicos en el mundo, además esa una fabrica de agua para toda la región.

Para poder llegar a la escondida ciudad perdida se hace a través de una carretera al Mamey y luego la trocha que conduce a la vereda Honduras. Para pasar la noche y descansar del agitado viaje se puede hacer una parada en casas de colonos o en un poblado indígena abandonado que se llama Cuscúnguena. Al otro día se toma un camino que atraviesa el río Buritaca para llegar a la ciudad Perdida.

Para este viaje ecológico, se debe pedir permiso al instituto colombiano de antropología y al ministerio del medio ambiente (división de parques nacionales) en Bogotá

EN CUANTO AL HOSPEDAJE
En el Cerro San Lorenzo hay cuatro cabañas del Ministerio de Medio Ambiente que pueden alojar 40 personas en total. Esta dotado con baño, cocina, estufa, sala, comedor y chimenea. Además de un auditorio.

En la ruta desde Valledupar se puede conseguir alojamiento en el antiguo Convento de Los Capuchinos, si se tiene el permiso del Cabildo Indígena.

En estos recorridos no se consigue comida, hay que llevar equipo de cocina y alimentos. se recomiendan los granos, verduras y frutas, sal, panela, granola y en general víveres de alto contenido proteínico y calórico. Agua fresca se consigue en los ríos de la Sierra.

CONSEJOS PARA EL VIAJE
Para disfrutar plenamente de este viaje es recomendable tener algunas precauciones.

* Vacunarse contra el tétano y llevar un botiquín de primeros auxilios que incluya suero antiofídico y antidiarreico.

* Se debe contar siempre con una guía y con un equipo completo de alta montaña.

*Para ingresar a la ciudad perdida es conveniente usar camisas de manga larga y pantalones gruesos.

Hay épocas en que la ciudad permanece cerrada para los turistas, por lo tanto es mejor consultar al instituto colombiano y a las otras instituciones antes mencionadas.

Por ningún motivo realice el viaje sin tener al día los respectivos permisos, además es necesario tener la autorización de los indígenas KOGUI para transitar por sus territorios tradicionales.