Eventos Especiales
Eventos Especiales

Click 

  BOXEO, HISTORIA, PASIÓN Y MISERIA
Historia del Boxeo
Ganarse el Pan
Su relación con el bajo mundo
l
Los Grandes del siglo
l
  BOXEO COLOMBIANO
Glorias Colombianas
Un Hito en Colombia
Las Tragedias del Ring
Boxeo Femenino

 

Las tragedias del ring, por peleas desniveladas

MUERTE EN EL CUADRILÁTERO
Más de 600 muertes en 115 años

Mientras las peleas de boxeo se continúen concertando en forma desnivelada, los accidentes sobre el cuadrilátero no podrán evitarse.

El más reciente fallecimiento fue del ex campeón mundial interino súper gallo de la AMB, el venezolano Carlos Barreto, a consecuencia de los golpes recibidos en un combate ante su compatriota José Luis Valbuena. Esto provoca, como es de esperarse, que de nueva cuenta los detractores del boxeo lancen otra ofensiva con el afán de abolir el pugilismo.

Pero es que la lista de púgiles fallecidos a consecuencia de combates es larga - más de 600 boxeadores desde 1884, pero no tan extensa como en otros deportes tan peligrosos como el automovilismo, motociclismo, toros, alpinismo, etc. Alrededor del mundo más de medio millar de pugilistas han muerto en el cuadrilátero o como resultado de las heridas sufridas en combate desde que fueron introducidas las reglas del Marqués de Queensberry en 1884.

Sólo como ejemplo sirven las cifras de 1963, año en el que murieron 21 boxeadores por los golpes recibidos, en 1949 fueron 19 los fallecidos; en 1952 murieron 17, y en 1995, hubo 13 decesos.

Acostumbrado a los embates que se desatan cuando la desgracia se hace presente, el boxeo los ha soportado, aunque los organismos que lo rigen recomiendan extremar precauciones y practicar exámenes médicos rigurosos.

Y aunque no hay un registro de muertes en esta disciplina, la mayor parte del público recuerda las acaecidas en peleas que tenían de por medio un título, sobre todo a partir de la década de los años 40's.

El 24 de junio de 1947, el estadounidense Ray Robinson venció por nocaut técnico a su coterráneo Jimmy Doyle, en un combate por el cetro mundial de peso welter. Doyle cayó en coma y nunca logró recuperarse.

Una víctima más fue el cubano Benny "Kid" Paret, quien falleció a causa de los golpes recibidos durante la revancha por el campeonato mundial welter ante Emile Griffith, el 24 de marzo de 1962.

Un año después, el cubano Ultiminio Ramos venció por nocaut técnico en el décimo round al norteamericano David Moore, por la faja de peso pluma. Éste ingresó al hospital y murió el 21 de marzo de 1963.

En 1980, el campeón mundial de peso gallo, Lupe Pintor doblegó en 12 rounds al galés Johnny Owen, y a raíz de la golpiza recibida, el europeo pereció el 19 de septiembre.

Dos años más tarde, el 13 de noviembre, el estadounidense Ray "Boom Boom" Mancini venció por nocaut técnico al surcoreano Duk-Koo Kim, quien poco después perdió la vida a consecuencia de los puñetazos en contra, por la corona ligera.

Un mexicano, Kiko Bejines, se sumó a la lista de pugilistas muertos a causa de un combate sobre el ring, tras perder por nocaut técnico en 12 asaltos ante el norteamericano Alberto Dávila, el 1 de septiembre de 1983, por la diadema de peso gallo.

Otro mexicano involucrado en este tipo de sucesos fue Rafael Ruelas, quien cortó la existencia del colombiano Jimmy García, luego de la pelea por el título Súper Pluma del CMB, el 6 de mayo de 1995.

Otras muertes famosas fueron las de Ernie Schaff, Walter Ingram, Alejandro Lavorante, Alberto Mangalang, Angelo Jacopucci, Willie "Macho" Classen, "Dr. Cula" Derbez.

Realizando una minuciosa consulta a Carlos Escobar Caballero, Abogado penalista de la Universidad Externado de Colombia, en torno al tema de las muertes en los cuadriláteros o la gravedad de las lesiones que llevan a un deportista a deceso, el profesional dijo que una vez concluye el combate, si uno de los dos fallece el que sobrevive no tiene ningún tipo de inconveniente legal ya que ésta conducta es de antijuridicidad, lo que significa que no se atenta contra ninguna norma de carácter penal.

En torno al mismo tema puede haber lugar a una demanda civil y al entablar la misma por responsabilidad civil extracontraactual, lo que se busca hacer es una proyección de vida en materia económica, es decir cuanto hubiera dado en dinero y otros factores la vida del fallecido deportista.

La demanda no garantiza resultados por el factor probatorio y debido a que los sucesos se dan en un escenario deportivo, en la práctica y por ello tampoco no se puede demandar por lesiones personales ya que no hay delito y un fiscal cierra el proceso por esa razón. ( Al no existir delito se dicta auto inhibitorio)

De otra parte a los jueces de un combate boxístico se les puede demandar civil y penalmente, solo si se comprueba que se permitió la muerte de una persona, por ejemplo si se abstiene el referee de terminar o detener la pelea y en ese caso se demandaría por homicidio culposo, a título de coparticipación por omisión.

La culpa es un elemento de carácter legal que se comete por negligencia, impericia o por imprudencia; además la culpa excluye el dolo, ya que no hay lugar a la intención maligna de causar el daño.