Eventos Especiales
Eventos Especiales

Introducción

Reseña Histórica
Sede
Los Favoritos
Cara a Cara
Palabras de Cierre
Notas al Cierre
Reseña Histórica de los Campeonatos Mundiales de Patinaje
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

La historia nos lleva al año 1937 en Monza, Italia, donde tuvo lugar el primer campeonato del mundo de circuito que se disputó sólo para varones y un año después se repitió, debido al connotado éxito obtenido, tanto en lo deportivo como en lo organizacional.

En Londres se realizó el primer campeonato del mundo de pista para varones en 1938, por lo que esta modalidad adquirió nivel de competencia mundial un año después del circuito. La segunda Guerra Mundial interrumpió la actividad y luego de diez años, sería Italia nuevamente la que organizara un total de ocho torneos de características internacionales, las mujeres comenzaron a competir sólo hasta 1954 en Bari, Italia.

En 1960, los mundiales de circuito cambian de casa, ocupando las ciudades de Welteren, en Bélgica, Gujan Mestras y Nantes, en Francia, y Madrid en España, que estrenaron este deporte y lograron expandirlo por toda Europa. En Pamplona se disputó la vigésimo cuarta versión en varones y la vigésimo segunda para damas.

En 1954 las mujeres se unen a las pruebas mundialistas y desde entonces han sido habituales animadoras y compañeras inseparables de la historia del patinaje, disputándose en Barañáin la vigésima cuarta edición de un mundial de circuito femenino.

En Mar del Plata, Argentina, se realizan por primera vez los Mundiales en 1966 dando un salto de continente y la expansión llegó a Suramérica. Sólo África y Asia no han organizado mundiales de patinaje en circuito ya que Masterton, Nueva Zelanda, Adelaide y Perth, Australia, son los representantes de Oceanía. La expansión mundial del patinaje a lo largo de la historia, ha colmado de miles de practicantes las pistas y se acerca el día en que el deporte del patinaje de velocidad llegue a los Juegos Olímpicos.

El deporte del patinaje tiene una historia irregular donde la competición mundialista no ha sido organizada por algunos periodos, lo que ocasionó un tardío resurgir de las diferentes modalidades de la competición. De 1939 hasta 1948 la Segunda Guerra Mundial y la posterior crisis económica no permitieron pensar en patinaje, pero se reemprendería la marcha gracias al impulso de Italia. Los años 1952, 1955 y 1959 no tuvieron mundiales, pero a partir de entonces, el resto de años sí se ha cumplido la cita mundial, en la que se cimentado para siempre la emoción y afición de las masas por este deporte con la emoción, técnica y táctica de sus participantes en interesantes pruebas de competición.

Este año la ha tocado a Colombia que, consciente de la importancia de organizar un Mundial de patinaje, ha puesto todo el pundonor y la esperanza deportiva en una camada de jóvenes deportistas quienes han soñado con la conquista para el país de su primer campeonato Mundial, logro que los pone en la historia mundial de este deporte.

El último evento orbital fue organizado en Chile, el turno correspondió a Colombia, que conquistó con creces el mayor número de oros y ahora sólo espera defender su campeonato en Francia en la próxima cita mundial para la modalidad.