Actualización: Mié, 23 / Jul / 2014 2:45 pm
Miércoles, 23 / Jul / 2014
Media: 4

Majka hace doblete en la etapa reina

El polaco hizo honor al maillot de rey de la montaña con un doblete en la cima de Pla D'Adet que prolongó la fiesta en el equipo Tinkoff, en la jornada reina en los Pirineos, donde Vincenzo Nibali avanzó hacia París.

Majka hace doblete en la etapa reina
El ciclista polaco del Saxo Tinkoff, Rafal Majka, celebra la victoria conseguida en la decimoséptima etapa del Tour de Francia 2014. EFE

El polaco Rafal Majka hizo honor al maillot de rey de la montaña con un doblete en la cima de Pla D'Adet que prolongó la fiesta en el equipo Tinkoff, en la jornada reina en los Pirineos, donde Vincenzo Nibali avanzó hacia París y Alejandro Valverde, tras pasar apuros, encontró en el francés Peraud a su rival más peligroso.

El Tinkoff está bordando el plan B. Tras quedarse sin Alberto Contador logró la tercera victoria de la mano de Majka, el mismo que se impuso en la cima alpina de Risoul. Junto a Rogers, el ciclista de 24 años se ha convertido en la alegría de la casa en el equipo danés, y además va directo al reinado de la montaña.

Majka fue el más fuerte en el ascenso final. Levantó los brazos en el mismo lugar que lo hizo su compatriota Zenon Jaskula en 1993. Tras saberse ganador, guiñó un ojo en los últimos metros a la cámara de televisión y entró pletórico. Le siguieron dos italianos, Visconti (Movistar) y el líder, Vincenzo Nibali, a 29 y 46 segundos, respectivamente.

"El Tiburón" sigue gobernando a placer. Dos acelerones le permitieron aumentar su ventaja, pero sin hacer sangre. Llegó con Peraud a rueda, ya convertido en la alternativa del Ag2r y del ciclismo francés tras las muestras de flaqueza de Pinot y Bardet.

Valverde salvó los muebles tras mostrar signos de debilidad. El español quedó descolgado, no podía seguir con los mejores, pero ni Pinot ni Van Garderen ni Bardet supieron rematarle. Al contrario. "Balaverde" resucitó y, ayudado por Herrada, enganchó con sus rivales y aún les esprintó para meterles 5 segundos.

Hautacam, con el paso previo por el Tourmalet, aclarará la foto del podio en espera de la cronometrada del sábado. Nibali lleva 15 días de amarillo, tranquilo, pero no quiere excesos de confianza.

El Primer Ministro italiano, Matteo Renzi, ya le ha invitado para visitar el Palacio de Chigi como campeón del Tour, pero la respuesta del siciliano ha sido clara: "Estaría encantado de ir, pero es que hasta el domingo no habré ganado nada".

Visita no lejana. Nibali ya puede ir eligiendo traje. La general está controlada: 5.26 minutos a Valverde y 6 a Pinot. El maillot blanco de mejor joven se ha complicado el tercer puesto con Peraud, de 37 años, a quien tiene a 8 segundos. El veterano se está comiendo a los chavales.

Después de la etapa más larga llegó la más corta, la decimoséptima, entre Saint Gaudens y Pla D'Adet, de 124 kilómetros, animada con tres puertos de primera y el final en otro de categoría especial, donde se gestionaron los distintos desenlaces.

La carrera empezó a animarse en territorio español, en el Portillon, donde Purito Rodríguez puntuó en cabeza en pugna con Majka. En esta subida cayó el australiano Durbridge por culpa de un aficionado que invadió la carretera. Hay quien no se entera de que hay que respetar el esfuerzo de los ciclistas.

Se formó una escapada de 21 corredores que buscaron el Peyresourde, donde el bielorruso Kiryienka tuvo su momento de gloria. Perseguido por el grupo de Purito, Herrada, Vosconti Izagirre, y Mollema cedió en Val Louron, donde Purito volvió a sumar.

Restaba el ascenso a Pla D'Adet, 10 kilómetros al 8,3 por ciento, donde Majka se mostró superior a todos los componentes de la fuga. Tras ser sexto en el Giro de Italia, el polaco se rebeló contra su equipo, que le obligó a sustituir a Kreuziger, apartado por anomalías en su pasaporte biológico. "Están jugando con mi salud", llegó a decir.

Ahora se alegra de aquella decisión. Segunda victoria en el Tour de su debut. Entró pidiendo aplausos al público. Sin Contador, se ha encargado de salvar la carrera al Tinkoff.

Mañana, tercera y última etapa en Pirineos. Atractiva jornada con el Tourmalet y el Hautacam como final de la decimoctava etapa, de 145 kilómetros. Antes de la crono del sábado se va a librar la última batalla entre los aspirantes a acompañar a Nibali en la fiesta de París. La visita al Primer Ministro, también a un paso. Carlos de Torres. EFE

Media: