Actualización: Mar, 18 / Jun / 2013 3:21 pm
Martes, 18 / Jun / 2013
Media: 5

Una improvisación de Kandinsky, vendida por 21,1 millones de dólares

La obra "Studie zu Improvisation 3", perteneciente a la famosa serie del pintor ruso Vasili Kandinsky (1886-1944), se subastó en la casa Christie's de Londres por 13,5 millones de libras (15,7 millones de euros o 21,1 millones de dólares).

Una improvisación de Kandinsky, vendida por 21,1 millones de dólares

La puja, que concentró 44 obras del periodo impresionista y moderno e incluyó a artistas como Joan Miró, Pablo Picasso o Henry Moore, tenía como estrella el Kandinsky, que no consiguió superar el precio máximo estimado por Christie's de 17 millones de libras (19,8 millones de euros o 26,6 millones de dólares).

"Studie zu Improvisation 3", ejecutada en 1909, junto con el resto de pinturas de la conocida serie de improvisaciones, refleja entre lo figurativo y lo abstracto la escena de un caballero que, montado a caballo, llega dispuesto a conquistar una ciudadela.

Las "improvisaciones" del pintor ruso constituyen, según los expertos, uno de los mejores ejemplos del paso que la pintura impresionista dio desde lo figurativo hasta llegar a lo abstracto en la historia del arte.

Según resalta Christie's, estas fueron las primeras pinturas que buscaron ofrecer al mismo tiempo respuesta emocional y entendimiento de un fenómeno visual del mundo exterior a través de la creación y mezcla espontánea de colores, que en esta obra están inspirados por el paisaje de Túnez.

Junto a la obra de Kandinsky, que marcó el precio más alto de la velada, destacaba en la puja "La tige de la fleur rouge pousse vers la lune" (1952), del pintor español Joan Miró (1893-1983), que finalmente no encontró comprador en su primera salida a subasta al retirarse el único aspirante interesado en él.

Picasso marcó otro de los altos registros de la noche con "Femme assise dans un fauteuil" (1960), que se vendió por 6,1 millones de libras (7,1 millones de euros o 9,5 millones de dólares), todavía por debajo de su precio máximo estimado.

La sesión dejó dos récords para el mercado del arte.

"Scène de plage" de Eugène Boudin, ejecutado en 1864, se convirtió en la obra de este artista más cara jamás subastada al alcanzar 1,2 millones de libras (1,4 millones de euros o 1,8 millones de dólares).

Por su parte, "Etude de Mlle Pogany", de Constantin Brancusi, consiguió ser la pintura más cara que de este artista, también dedicado a la escultura, al ser vendida por 1,5 millones de libras (1,7 millones de euros o 2,3 millones de dólares). EFE

Media: