Actualización: Lun, 17 / Sep / 2012 12:44 pm
Lunes, 17 / Sep / 2012
Media: 4

Conoce los cuidados con la piel de color

Archivado en Tendencias Tendencias

La piel de una persona de color no presenta grandes diferencias de la piel de una persona blanca; sin embargo, el sistema de pigmentación tiene algunas particularidades.

Conoce los cuidados con la piel de color
La más importante está relacionada a la producción de pigmento, pues el meloncito en la piel negra es más activo, produciendo mayor cantidad de pigmento, aunque tanto la piel de color como la piel blanca tienen casi la misma cantidad de melanocitos.

El melanocito es una célula compleja que se origina en el sistema nervioso central. Durante la gestación, la célula camina de la neuroectodermis hacia la epidermis donde será responsable por la producción de melanina, la proteína responsable por proteger la piel de la radiación UV.

El melanócito incorpora las materias primas necesarias para la producción de melanina por medio de reacciones químicas que se desarrollan después de varias etapas. La melanina se queda almacenada en el gránulo de melanosoma.

Por la razón de disponer de melanocitos más activos, que responden más intensamente a estímulos variados, la piel de color tiende a mancharse más en cualquier circunstancia en la cual es estimulada. Las manchas pueden ocurrir por heridas, picadas de insectos, inflamaciones, dermatitis, peelings etc.
Todos los procedimientos realizados en la piel negra deben ser hechos con mucho cuidado y suavidad para que no presente reacción inflamatoria y se manche. Así, los peelings realizados en piel de color deben ser superficiales.

La microdermoabrasión o peeling de cristal es un procedimiento que promueve una exfoliación (cambio de la piel) suave, que está indicado para el tratamiento de manchas, acné ligero, melasma y señales de la edad.

La microdermoabrasión es promovida por un tipo de equipo que emite microparticulas; de hecho, microcristales de hidróxido de aluminio, que exfolian ligeramente la superficie cutánea. La acción mecánica del lanzamiento de estas partículas sobre la superficie de la piel agrede a la capa córnea que, enseguida, promueve el cambio de la piel y un ligero estímulo para la producción de colágeno. Este procedimiento es recomendado para su uso en la piel de color, pues es delicado y no provoca manchas.

La piel negra puede ser tratada por microdermoabrasión en diversas situaciones clínicas, desde manchas ya existentes, piel gruesa, poros abiertos, arrugas finas y cicatrices superficiales de acné.

Pueden ser realizadas de cuatro a seis sesiones, con intervalos quincenales.

La piel puede ser previamente preparada con ácido retinoico, hidratantes y filtros solares y, después del procedimiento, deben colocarse máscaras calmantes y se debe usar protector solar.

La piel negra se mancha también en los pliegues y después de procedimientos como, por ejemplo, la depilación. El vello de las personas de piel de color es más fino rizado, tiene una cutícula más frágil y se clava con más facilidad, causando inflamación y manchas.

La microdermoabrasión puede ser hecha antes de la sesión de depilación con laser o cera. Es un adyuvante para que la piel se vuelva más homogénea y lisa y también puede ser aplicada en el cuerpo, además de la cara.

El peeling es un procedimiento médico; por eso, solamente el especialista puede garantizar la mejor indicación y resultados para cada situación.
Media: