Colombia.com Bogotá Martes, 12 / Jun / 2018

Españoles apuestan reducción de potencia de electricidad para ahorrar

Las facturas indican que la energía que consumimos los ciudadanos medios en nuestras viviendas es mucho menor de la que tenemos contratada.

Españoles apuestan reducción de potencia de electricidad para ahorrar
Para saber cuál es la potencia adecuada a tu vivienda deberás realizar unas comprobaciones. Foto: Pixabay

Está comprobado. Muchos españoles tienen contratada una potencia eléctrica superior a la que realmente necesitan. No obstante, este es un tema bastante desconocido para la gran mayoría de los ciudadanos. Pero es que esto es un problema para el bolsillo de todos los consumidores, especialmente desde la llegada de la crisis económica de 2008.

¿Por qué? Fue en ese momento que la sociedad española empezó a tener consciencia de la necesidad y de la importancia de ahorrar. 

De esta manera, se ha generalizado en las clases medias del país una predisposición al ahorro en casi todos los ámbitos de nuestra vida, tanto en la compra de productos básicos como en la inversión de una vivienda o un coche.

Aunque se ha evolucionado económicamente respecto al inicio de la crisis, el miedo a generar otra burbuja financiera es lo que empuja a que se haya establecido esta mecánica en los ciudadanos. Y una de las formas que han encontrado para ahorrarse unos euros es la disminución de la potencia eléctrica que tienen contratada. 

La crisis económica del año 2008 provocó un cambio en la mentalidad de la mayoría de los españoles: la necesidad de reducir el gasto con la intención de ahorrar 

Por supuesto, a las compañías eléctricas les interesa que tu gasto sea lo más elevado posible, y suelen ofrecer y recomendar la contratación de una alta potencia en tu vivienda. No obstante y como se ha comentado, suele ser más de lo que realmente necesitamos.

Solo hace falta analizar los recibos de la luz para darse cuenta que muchas veces, aún utilizando sin limitación todos nuestros aparatos, no consumimos toda la potencia que estamos pagando. Por lo tanto, la potencia consumida - la cantidad de energía que hemos gastado durante un período de tiempo - es en muchas ocasiones menor que la potencia que tenemos.

Para saber cuál es la potencia adecuada a tu vivienda deberás realizar unas comprobaciones. Aunque puede parecer algo complicado, no te apures: la realidad es que es una técnica perfectamente accesible a todo el mundo. Para ello, a continuación vamos a explicar algunos puntos de forma sencilla y detallada.

¿Qué es la potencia eléctrica?

En primer lugar, es necesario tener claro qué es la potencia eléctrica. Se trata del límite de electricidad que una vivienda, local o domicilio puede consumir al mismo tiempo. Dicho en otras palabras, la potencia eléctrica nos limita cuántos aparatos o electrodomésticos (ordenadores, neveras, microondas, secadores… en definitiva, cualquier dispositivo eléctrico) podemos tener enchufados a la vez dándoles un uso.

Si alguna vez has tenido que desenchufar la estufa para poder secarte el pelo, significa que tu potencia eléctrica es poco elevada. Así que si te parece una buena oportunidad para poder ahorrar, a continuación vamos a proponerte algunos consejos para cambiar tu potencia eléctrica contratada

¿Cómo puedo reducirla?

Para disminuir tu potencia eléctrica, lo primero que necesitas saber es qué cantidad es la que tienes actualmente contratada. Básicamente, para no recortar demasiado y empezar a tener cortes de luz. Este trámite tiene un coste de menos de 10 euros que se refleja en la factura bajo el concepto de “derechos de enganche”. Lo cobra directamente la distribuidora con independencia de la comercializadora que se tenga contratada. 

Otra preocupación común en los consumidores, y que a veces les frena en su intención de hacer algún tipo de cambio en su factura de la luz, es que pidiendo este trámite exista la posibilidad de que se te corte el suministro de la luz durante algunos días. Puedes estar tranquilo, eso no va a pasar. ¿Y cuánto suele durar? El tiempo oscila entre 15 y 20 días hábiles.

¿Cuáles son los tipos de potencia eléctrica normalizada?

Los tramos de potencia eléctrica normalizados empezaron a regularizarse en el año 2016, casi una década después del estallido de la crisis. Lo que pretendía conseguir el Ministerio de Energía con esta modificación era adaptar las cuotas de potencia a la instalación (trifásica o monofásica) del hogar.

Por ejemplo: si antes se tenía una de 3.3 kW, en el tramo de potencias eléctricas tendrías una normalizada de 3,45 kW. Si te interesa conocer con detalle estos datos, los puedes consultar con tranquilidad en el enlace que hemos compartido con anterioridad.