Por: Juan Carlos García Sierra • Colombia.com

Asesinan a más de 132 personas en Malí por colaboración en contra de un grupo yihadista

Katiba Macina, organización de corte yihadista, asesinó a 132 personas en tres lugares de Malí, porque algunos de sus habitantes colaboraron con el Ejército en la guerra contra el terrorismo.

Malí es uno de los países más pobres de África y muchos habitantes se ven forzados a empuñar las armas. Foto: Youtube
Malí es uno de los países más pobres de África y muchos habitantes se ven forzados a empuñar las armas. Foto: Youtube

Katiba Macina, organización de corte yihadista, asesinó a 132 personas en tres lugares de Malí, porque algunos de sus habitantes colaboraron con el Ejército en la guerra contra el terrorismo.

Malí, país de África Occidental se encuentra atravesando una difícil situación de orden público debido a que el grupo terrorista Katiba Macina, organización yihadista adscrita a Al-Qaeda, asesinó a sangre fría a 132 personas, así lo comunicó la agencia AFP.

Este país fue una colonia francesa en el siglo XIX, por lo tanto, su idioma oficial es el propio del país galo y se independizó en 1960, pero desde finales del siglo pasado, los grupos de corte islámico se han multiplicado y han protagonizado ataques contra los gobiernos con el afán de hacerse con el poder.

Diallasagou, un municipio del círculo de Bankass en la región de Mopti, y los asentamientos de Diaveli y Dessagou, en el centro del país, fueron los escenarios en donde el grupo terrorista asesinó a estas 132 personas.

El derrocamiento en Libia de Moamar Gadafi contribuyó para poner más difícil la situación en Malí, porque Libia entró en guerra y los movimientos de corte yihadista comenzaron a proliferar en África, y Mali no fue la excepción.

En el año 2012 se inició un duro periodo para este país porque los ataques al Gobierno se incrementaron por parte de los movimientos yihadistas, que buscar obtener el poder a fuerza de las armas, por tal razón, en el año 2013 Francia intervino con la intención de impedir la expansión de rebeldes islámicos en el norte del país.

En Mali existe un destacamento de cascos azules, una misión de paz de la ONU, sin embargo, los rebeldes yihadistas no los respetan y los atacan con frecuencia, debido a que no reconocen su trabajo ni la autoridad de las Naciones Unidas.

El Gobierno de Malí comunicó que, entre el sábado y el domingo, hombres armados a bordo de motocicletas ingresaron a varios caseríos y dispararon y ejecutaron a los hombres, prendieron fuego a las viviendas, vehículos y graneros, lo cual hizo que la población sobreviviente se desplazara hacia Bankass.

Las fuentes locales aseguran que estos ataques se produjeron porque varios habitantes de la región colaboraron con el Ejército de Malí y con mercenarios rusos en misiones en contra del terrorismo en la región.

Las mismas fuentes locales confirmaron que las localidades de Djiguibombo y Ségué también fueron atacadas, pero cazadores tradicionales y milicianos armados de la etnia Dogon repelieron la incursión armada del grupo yihadista Katiba Macina.

El Katiba Macina, anteriormente llamado Frente de Liberación de Macina, es liderado por el predicador liberal Amadou Koufa, dado por muerto por el Gobierno de Malí en 2018, pero fuentes conocedoras del conflicto han afirmado que se encuentra vivo.

TAGS: Malí, Yihadistas

Artículos Relacionados

+ Artículos