Por: Redacción Actualidad • Colombia.com

China confina a Lanzhou, ciudad de casi 4 millones de habitantes, por 39 casos de contagios de la COVID-19

Lanzhou, ciudad china de casi 4 millones de habitantes se encuentra confinada debido a 39 casos de contagio de la COVID-19. La potencia oriental está decidida a no permitir el avance del virus, que a pesar de ser descubierto en su territorio ha tenido un número bajo de decesos con relación a otros países del mundo.

Lanzhou, ciudad china de casi 4 millones de habitantes está confinada por 39 contagios de la COVID-19. Foto: Twitter @ntvuganda
Lanzhou, ciudad china de casi 4 millones de habitantes está confinada por 39 contagios de la COVID-19. Foto: Twitter @ntvuganda

Lanzhou, ciudad china de casi 4 millones de habitantes se encuentra confinada debido a 39 casos de contagio de la COVID-19. La potencia oriental está decidida a no permitir el avance del virus, que a pesar de ser descubierto en su territorio ha tenido un número bajo de decesos con relación a otros países del mundo.

Mientras en Colombia un confinamiento o cuarentena por la COVID-19 parece ser un asunto del pasado, no porque la amenaza del virus haya desaparecido, sino porque las autoridades no están dispuestas a seguir afrontando dificultades económicas, la ciudad china de Lanzhou decretó un confinamiento debido a un rebrote de la enfermedad.

Lanzhou, ciudad del centro del país con una población de 3 millones 700 mil habitantes se encuentra en cuarentena debido a que se encontraron 39 nuevos casos de coronavirus, situación que se repite en otras zonas del país en donde la variante Delta se encuentra en circulación y varios jubilados se vieron afectados.

Aunque el virus de la COVID-19 se detectó en China a finales del año 2019 tan solo ha tenido 4.636 personas fallecidas por la enfermedad, una cifra muy baja con relación a los decesos en el resto del mundo, y aunque en este país la enfermedad parecía estar controlada con cifras muy bajas durante meses, la aparición de algunas docenas de casos preocupa a las autoridades, pero para no darle ventaja a la propagación decidió confinar a la ciudad de Lanzhou.

China cuenta con una población de 1.400 millones de habitantes y se han administrado 2.250 millones de vacunas contra la COVID-19, lo que convierte al país en un ejemplo para el mundo en la lucha y control del mal, independientemente de las suspicacias que ha generado el virus.

El gigante de oriente y una de las principales economías del mundo desarrolló rápidamente vacunas contra la COVID-19 y fue de las primeras naciones en exportar sus biológicos a occidente para iniciar los programas de vacunación, de hecho, ha establecido tratos con varios países, como el caso de Chile, en donde se realizó el montaje de plantas de producción de sus inmunizantes.

Actualmente existen en China 33.000 casos activos de COVID-19 y pocos de ellos han revestido gravedad, desde el inicio de la pandemia se han producido en el país casi 97 mil casos y tuvo menos de 5 mil muertes, una cifra muy baja, pues países con mucha menos población han tenido grandes números de fallecidos.

Lanzhou es un importante punto agrícola del centro de China, también es una zona minera, de refinamiento de petróleo y productora de textiles, grandes renglones de su economía alrededor del gran río Amarillo.

Las autoridades chinas están dispuestas a no permitir más contagios en su extenso territorio, por eso si deben recurrir a más confinamientos lo harán, muy contrario a nuestros países, en donde los contagios diarios son miles y la posibilidad de cuarentenas cada vez son más lejanas.

Artículos Relacionados

+ Artículos