Colombia.com Bogotá Martes, 24 / Abr / 2018

Maduro denuncia "emboscada" contra Daniel Ortega en Nicaragua

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, asegura que las protestas en Nicaragua se debe a una"emboscada" de grupos violentos contra el Gobierno de su homólogo y aliado, Daniel Ortega. 

Maduro denuncia
Foto: AFP

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, afirmó este lunes que su homólogo y aliado nicaragüense Daniel Ortega es víctima de una "emboscada", en referencia a protestas y saqueos que dejan unos 25 muertos, y confió en que saldrá airoso.

En el inicio de sus actos de campaña de cara a las elecciones presidenciales del 20 de mayo, Maduro comparó la situación en Nicaragua con las protestas opositoras que enfrentó entre abril y julio de 2017 con saldo de al menos 125 fallecidos.

"Están enfrentando una emboscada violenta de grupos que lamentablemente le han hecho mucho daño. Como le hicieron daño a los venezolanos, le están haciendo daño a Nicaragua, violencia, incendios, balas, muertos", expresó en una breve rueda de prensa en el estado Bolívar (sur).

El mandatario venezolano dijo estar "en comunicación permanente" con Ortega a propósito de las manifestaciones que comenzaron el pasado miércoles en rechazo al aumento en las contribuciones obreras y patronales al sistema de pensiones y se han extendido a otras ciudades del país.

Te puede interesar: El trágico final de los tres estudiantes mexicanos desaparecidos

"El gobierno de Nicaragua es cristiano, quiere la paz, la armonía y estoy seguro que la va a lograr (...), va a triunfar por encima de la emboscada que han montado estos grupos violentos", sostuvo Maduro.

Ortega continuaba este lunes bajo presión pese a que el domingo intentó aplacar la furia de las calles revocando la reforma de la seguridad social, pero los estudiantes que iniciaron las protestas insisten en que no cesarán su movimiento.

Esa medida fue la chispa que encendió la ola de violentas protestas, saqueos y choques con la policía que dejaron al menos 25 muertos, según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) y la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH).

 

AFP