Colombia.com Bogotá Lunes, 30 / Abr / 2018

Cese al paro armado en frontera colombo-venezolana tras 16 días de amenazas

La paralización que había impuesto un grupo armado en una zona del noreste de Colombia, en la frontera con Venezuela, terminó tras 16 días de amenazas a los pobladores.

Cese al paro armado en frontera colombo-venezolana tras 16 días de amenazas
Foto: AFP

El grupo de Los Pelusos, un reducto de la ya disuelta guerrilla maoísta del EPL, decidió levantar el paro armado que había iniciado el 14 de marzo en medio de los combates que sostiene desde finales del año pasado con los rebeldes del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

"Ya hay normalidad en transporte y demás, pero el conflicto y la confrontación armada continúa", declaró el funcionario de la región del Catatumbo que habló bajo reserva con la AFP por motivos de seguridad.

La organización armada, que según los militares se disputa el control de las rentas ilegales derivadas del narcotráfico con el ELN, hizo circular un video anunciado el fin del paro.

Según la fuente consultada por la AFP, que tiene jurisdicción sobre los 11 municipios que conforman el Catatumbo, la cinta es auténtica.

Ninguna autoridad militar ha corroborado de momento su veracidad. Los Pelusos impusieron el toque de queda para intentar presionar por una salida al enfrentamiento con el ELN, la última guerrilla activa reconocida por el gobierno y comprometida en diálogos de paz que se desarrollan entre las partes en medio del conflicto.

No dejes de leer: Capturan hombre que abusó de su propia hija

Los combates han afectado a más de 85.000 personas, quienes se encuentran con graves restricciones de acceso a servicios, bienes básicos y limitaciones a la movilidad" y provocaron el éxodo de más de 2.800 personas de los municipios más afectados, según Naciones Unidas.

Detrás de los enfrentamientos está la disputa por el control del segundo territorio con más cultivos de hoja de coca en Colombia, el mayor productor mundial de cocaína, en su mayoría destinada a Estados Unidos.

El gobierno envió 2.000 policías y militares para reforzar a los 6.000 efectivos que ya se encuentran en la zona.

También puedes ver: La carrera de estos políticos por el poder en Colombia

AFP