Por: Redacción Actualidad • Colombia.com

Crisis humanitaria y sanitaria en Necoclí por miles de migrantes “varados”

Necoclí, municipio del Urabá antioqueño es escenario de una concentración de 10 mil migrantes que provienen del Caribe, Asia y África buscando llegar a suelo norteamericano a través de Panamá, pero para ello deben viajar hasta Capurganá.

Miles de migrantes de África y el Caribe se encuentran "varados" en Necoclí mientras logran pasar a Panamá. Foto: Twitter @DefensoriaCol
Miles de migrantes de África y el Caribe se encuentran "varados" en Necoclí mientras logran pasar a Panamá. Foto: Twitter @DefensoriaCol

Necoclí, municipio del Urabá antioqueño es escenario de una concentración de 10 mil migrantes que provienen del Caribe, Asia y África buscando llegar a suelo norteamericano a través de Panamá, pero para ello deben viajar hasta Capurganá.

Cerca de 10 mil personas que buscan ingresar a territorio de la República de Panamá se encuentran varados en el municipio antioqueño de Necoclí en la zona de Urabá generándose en la población una verdadera crisis sanitaria y social debido a que estas personas no se han vacunado contra la COVID-19 y porque en el lugar no existe posibilidad de alojarlos.

Los miles de migrantes provienen de las islas del Caribe, Asia y África, y su destino es Centroamérica para lograr llegar a los Estados Unidos y Canadá e ingresar de forma ilegal, pero la imposibilidad de las empresas transportadoras de llevar a tantas personas a Capurganá, y desde allí a Panamá, ha hecho que se concentren en el municipio de Necoclí, que no está preparado para enfrentar una situación de estas.

Los migrantes se encuentran agolpados, sin ningún tipo de distanciamiento social ni con tapabocas en la mayoría de los casos, por lo que las autoridades del municipio urabeño se encuentran preocupadas por la posibilidad de un brote de coronavirus en la zona.

Esta zona del departamento de Antioquia se ha convertido en los últimos años en corredor de personas que provienen de otros continentes con la ilusión de ingresar de forma ilegal a Norteamérica en busca de un mejor futuro, por tal razón existen empresas de transporte que llevan a estos migrantes a los límites con Panamá como ingreso a Centroamérica para llegar al norte del continente.

Jorge Tobón, alcalde del municipio de Necoclí afirmó que los arriendos están por las nubes al igual que los precios de los alimentos y productos de primera necesidad, pero, además, los sistemas de servicios públicos y salud se encuentran colapsados ante la invasión de tal cantidad de personas.

La situación es dramática en Necoclí y por eso se ha declarado la calamidad pública, los residuos sólidos han aumentado en 17 toneladas, una cantidad impensada para esta pequeña población que ahora se ve con visitantes inesperados de Cuba, Venezuela, Haití y Senegal.

A pesar de la situación, Migración Colombia niega la situación, porque afirma que la zona es de tránsito hacia Panamá y están de paso cerca de 600 personas al día, pero que no se quedan, pero los videos difundidos por el alcalde Tobón dice todo lo contrario.

El alcalde de Necoclí asegura que no se pueden hacer pruebas COVID-19 diarias, las cuales serían de 770 al día, y mucho menos aplicar vacunas, pues esta está destinada para los habitantes de la población.

Artículos Relacionados

+ Artículos