Mujer indígena, ejemplo de lucha y reivindicación

Aunque no lo queramos admitir, la mujer indígena es uno de los pilares de nuestra sociedad, tanto cultural como históricamente.

Jue, 05 / Sep / 2019 11:07 am

SÍGUENOS EN:

Google News
Mujeres indígenas durante protesta en Ecuador. Foto: EFE

Mujeres indígenas durante protesta en Ecuador. Foto: EFE

Jue, 05 / Sep / 2019 11:07 am

Aunque no lo queramos admitir, la mujer indígena es uno de los pilares de nuestra sociedad, tanto cultural como históricamente.

Hoy 5 de septiembre se celebra el día internacional de la mujer indígena y para ser sinceros es una celebración que parece interesar a muy pocos sencillamente porque todo lo que tiene que ver con su raza es algo que no nos motiva, quizás porque lo que nos mueve es lo mediático y este tema no es muy atractivo para que aparezca en las redes sociales.

En Latinoamérica la realidad de las comunidades indígenas es preocupante, su exclusión es total y poco se hace para que su raza sea consentida como parte importante de nuestra sociedad, de hecho, desde siglos atrás y siempre regidos bajo concepciones racistas, las culturas indígenas son consideradas como grupos apenas humanos que ocupan los últimos peldaños en la escala de la importancia.

La mujer en Colombia

Tradicionalmente en Colombia, el papel de la mujer siempre ha estado sujeto a lo poco que se puede lograr en un ambiente machista y excluyente, se celebran algunos logros, que en verdadera significación, resultan pequeñas golondrinas que no hacen verano de las que aún no se logra observar su vuelo; somos una nación que pretende construir sin contar con el protagonismo de la mujer.

Las cifras de violencia contra la mujer son escandalosas y vergonzosas, se hace eco amarillista de este asunto pero no pasa de eso, aún no existe una legislación fuerte y firme que castigue ejemplarmente este delito que impunemente se campea con sonrisa protegida, y además, la indiferencia de la población es cómplice porque nuestra inmediata reacción no pasa de un rechazo pasajero que se olvida casi que de inmediato.

Escucha acá las principales emisoras informativas de Colombia

La mujer indígena en Colombia

Pero si los números que aumentan cada día en las estadísticas de violencia contra la mujer bailan furiosamente, el sistemático aniquilamiento contra la mujer indígena no es titular que venda porque seguimos considerando a la mujer y a los indígenas como ciudadanos de segunda mano.

¿De dónde venimos?, ¿Cuáles son nuestros antepasados?, sabemos bien que de la raza indígena pero como nos enseñaron que ser indio es ser bruto, tramposo y sucio, entonces todo ese tema nos causa rechazo, desde la comodidad de nuestras casas y teléfonos inteligentes preferimos obviar el tema y seguir deslizando la pantalla o cambiar el canal de la televisión.

La mujer indígena es fuente de saber, su papel en sus comunidades es el de ser el bastión de su grupo, son constructoras de la armonía y la paz de sus gentes. Tristemente con este conflicto armado de décadas, ellas también han tenido, al igual que sus pares de otros territorios no indígenas, que “echarse al hombro” a su familia ante el asesinato de los hombres.

A los grupos indígenas se les ha sacado a la fuerza de sus tierras, se les ha esclavizado y lo peor, se les ha aniquilado con el demoniaco poder de las balas, un asunto en el que intervienen todos los actores posibles, llámense grupos guerrilleros, grupos paramilitares, fuerza pública, colonos y gobierno, pero como siempre, nadie dice nada y nadie hace nada.

La desigualdad de la mujer indígena es aterradora en aspectos como salud, educación, seguridad social y oportunidad laboral, no existen políticas gubernamentales para enfrentar de raíz esta dura realidad y todo se queda en palabras bonitas e intenciones loables en medio de las campañas políticas. La mujer indígena merece reivindicación, no es un favor, es un derecho ganado en medio del sufrimiento y la sangre, es incluirlas de una vez en la dinámica social del país, son seres humanos con el mismo potencial y derechos que cualquier otro ciudadano; en resumidas cuentas, las mujeres indígenas también son colombianas, una consideración constitucional que no tiene discusión y que merece atención inmediata.

La mujer indígena es el elemento que fortalece la identidad de nuestros pueblos y nosotros debemos reconocerlo y dejar de una vez nuestra cómoda posición y no callar ante su realidad, recordemos que el Día Internacional de la Mujer Indígena nació como homenaje a la valentía de Bartolina Sisa, una indígena Aymara que se sublevó contra el régimen español en 1782 en el actual territorio de Bolivia y fue asesinada.

En las últimas horas 3 mujeres indígenas en los departamentos de Arauca y Cauca fueron asesinadas, es hora de pedir con total vehemencia una intervención humanitaria y gubernamental permanente que reivindique sus derechos y necesidades porque todos somos indígenas aunque pretendamos parecer muy “blanquitos.”

Recuerda seguir todo nuestro contenido en Google News

Juan Carlos García Sierra • Colombia.com • Jue, 05 / Sep / 2019 11:07 am