Colombia.com Bogotá Sábado, 23 / Feb / 2019

Funcionarios de la Alcaldía bañan empanadas en clorox y queda registrado en vídeo

Mientras muchos vendedores informales madrugan a hacer sus empanadas, los funcionarios de la Alcaldía de Bogotá amanecen con clorox en mano para dañar su producción.

Funcionarios de la Alcaldía bañan empanadas en clorox y queda registrado en vídeo
Nuevo caso de empanadas. Foto: Shutterstock

Aparentemente la nueva estrategia de la Alcaldía Mayor de Bogotá para acabar con la venta informal de empanadas, sería bañarlas en clorox para que los vendedores “aprendan su lección” y no salgan a lugares públicos a realizar su comercio. Lo que resulta realmente increíble es que lo hacen con un químico altamente dañino para la salud de cualquier persona que llegara a ingerir este alimento.

Por estos días ha sido muy sonado el caso de las empandas ya que por la compra de estas personas como Steven Claros, Érika Tatiana Martínez y Santiago Lancheros han sido víctimas de la polémica multa de 800.000 mil pesos.

¿Qué sucedió?

En el caso de Steven Claros la multa fue hecha debido a que se acercó a un puesto callejero en el barrio La Castellana y procedió a comprar la empanada a una mujer en un puesto informal.

Ante esto la Policía se refirió en un comunicado que los uniformados se encontraban realizando un procedimiento de control de espacio público:

“En el momento en que los uniformados están realizando el procedimiento correspondiente al vendedor involucrado en la tutela; cinco ciudadanos se acercan a comprar los productos. Los policías advierten a estas personas del procedimiento y les solicitan que se abstengan de realizar la compra (...). A pesar de la advertencia, estas personas hacen caso omiso y realizan la compra, por lo cual, los funcionarios proceden a aplicar las ordenes de comparendo”, señala el comunicado.

Para Érika Tatiana Martínez la multa parecería aún más injusta, pues el pasado lunes se dio a conocer que fue multada, según ella y sus amigas, por preguntar el precio de una empanada en un puesto ubicado en espacio público del barrio Teusaquillo.

En un vídeo que se hizo viral en redes sociales, se muestra a la mujer sentada mientras los policías realizan la multa y se escucha que “preguntar cuánto vale una empanada le costó 800 mil pesos”.

 

Multa por preguntar por una empanada ????????

Posted by Karen Herrera Vasquez on Monday, February 18, 2019

Por su parte la Policía salió en su defensa diciendo que los agentes estaban pidiéndole al vendedor ambulante que se retirara de la zona y mientras esto sucedía, Érika se acerco a los uniformados y comenzó a utilizar palabras groseras y ofensivas en su contra.

Pero si al que compra le hacen multa, el que vende no se queda atrás y este sería el caso de Santiago Lancheros, quien se encarga del comercio de tintos y empanadas en un puesto informal en el sector del norte de Bogotá.

“A nadie le estoy haciendo un mal. Llevaba 20 minutos en la zona, cuando alguien, una señora que nos hostiga y nos perjudica, llamó (a la Policía). Les pedí el favor que aceptaran que me retirara y me dijeron que ya era una orden del Coronel y que tenían que llevar evidencias”, afirmó el vendedor de 66 años en diálogo con Blu Radio.

Este pasó a ser uno de los increíbles casos debido a como proceden los trabajadores de la Alcaldía de Bogotá, pues en el vídeo se muestra el momento exacto en que proceden a tomar las empanadas y lavarlas con clorox mientras muchas personas se suman al inconformismo por esta acción.

En el vídeo se escucha como una señora dice: “¡Qué pecado!, cuántos venezolanos muriéndose de hambre. Eso si no lo deberían hacer” mientras otra mujer grita “¡regálenlas, regálenlas!”.

Hace poco la Alcaldía Mayor de Bogotá se pronunció respecto al caso de clorox en las empanadas diciendo:

 

Juliana Palomino - Colombia.com