Por: Redacción Actualidad • Colombia.com

Intentan quemar vivo a policía dentro de patrulla en localidad de Suba

Un grupo de vándalos que se enfrentaban con la Fuerza Pública en la localidad de Suba atacó a un policía que se movilizaba en un vehículo patrulla lanzando una bomba incendiaria en su interior e intentando quemar vivo al uniformado.

Un policía se salvó de ser quemado vivo en el interior de la patrulla que conducía en la localidad de Suba. Foto: Twitter @BluRadioCo
Un policía se salvó de ser quemado vivo en el interior de la patrulla que conducía en la localidad de Suba. Foto: Twitter @BluRadioCo

Un grupo de vándalos que se enfrentaban con la Fuerza Pública en la localidad de Suba atacó a un policía que se movilizaba en un vehículo patrulla lanzando una bomba incendiaria en su interior e intentando quemar vivo al uniformado.

Los vándalos en la ciudad de Bogotá continúan realizando acciones violentas en contra del personal de la Fuerza Pública sin medir las consecuencias y con una sevicia que raya en lo inhumano. En la noche del jueves un patrullero de la Policía Nacional logró salvarse de la muerte luego de que el automóvil oficial en el que se movilizaba fue atacado por un enorme grupo de encapuchados, que no contentos con lanzar y golpear el automotor, lanzaron una bomba incendiaria en su interior.

Un integrante de la Policía Nacional se movilizaba por la Avenida Ciudad de Cali a la altura de las calles 132 y 138 en la localidad de Suba a bordo de una patrulla de la institución y un grupo de cerca de 80 jóvenes encapuchados se enfrentaba a la Fuerza Pública, situación que se inició hace tres días.

De un momento a otro el uniformado se vio en medio de decenas de vándalos que detuvieron el auto, lo pincharon y golpearon con piedras y palos.

El uniformado intentó salir del automóvil, pero los encapuchados no lo permitieron y lanzaron una bomba incendiaria con clara intención de quemarlo vivo, luego de instantes de angustia, el Esmad, la Cruz Roja y la Personería de Bogotá lograron rescatarlo.

El uniformado no hacía parte del grupo policial que contenía a los manifestantes, sino que transitaba por el lugar con la intención de guardar la patrulla luego de culminar su jornada laboral en otro sector de la ciudad cuando se vio involucrado en la angustiosa situación.

La patrulla policial se incendió, pero el fuego fue sofocado por los mismos agentes del Esmad usando extintores. El grupo de encapuchados que atacó al policía y quemó la patrulla hacía parte de las protestas que desde el pasado 20 de julio se desarrollan en diferentes puntos de la ciudad de Bogotá.

Los enfrentamientos por parte de los manifestantes alcanzaron tal violencia e intensidad, que algunos miembros de la protesta pidieron cesar los ataques.

Las protestas en la ciudad capital se intensificaron desde el pasado 20 de julio, fecha de conmemoración de la independencia nacional, y se han visto con mayor número de manifestantes en las zonas de Yomasa en la localidad de Usme, Portal Américas, localidad de Kennedy y en Suba.

Artículos Relacionados

+ Artículos