Por: Juan Carlos García Sierra • Colombia.com

Labores de recuperación de cuerpos en el Salto del Tequendama se reanudarán el jueves

Las labores de recuperación de los cuerpos de los ocupantes del automóvil que cayó al vacío en el Salto del Tequendama fueron suspendidas y se espera que mañana se cuente con mejor suerte.
 

El salto del Tequendama es un misterioso atractivo turístico y tradicional destino de suicidas. Foto: Youtube
El salto del Tequendama es un misterioso atractivo turístico y tradicional destino de suicidas. Foto: Youtube

Las labores de recuperación de los cuerpos de los ocupantes del automóvil que cayó al vacío en el Salto del Tequendama fueron suspendidas y se espera que mañana se cuente con mejor suerte.
 

El salto del Tequendama es un lugar enigmático y misterioso, fue lugar de suicidas durante mucho tiempo, pero últimamente, ni las redes sociales que están omnipresentes, han captado actividad en la que algún desanimado decida poner fin a su existencia y hacer el trabajo de Dios.

Un vehículo rojo, su placa, y hasta las últimas palabras de su conductor, han inundado los medios nacionales el miércoles 21 de agosto, y han tejido todo tipo de especulaciones, sin embargo, para los investigadores, un trasfondo de desazón pudo haber ocasionado esta tragedia de ribetes depresivos y quizás pasionales.

Esta caída majestuosa de aguas, que en ocasiones se turbian con los componentes tóxicos propios del líquido contaminado que proviene de la capital de la República, ha sido tradicionalmente el destino final de los suicidas, que aprovechan que el viaje en caída al vacío no permite vacilaciones ni arrepentimientos.

Aunque se conocen las identidades de quienes se encontraban en el vehículo, sus cuerpos no han podido ser rescatados por los diferentes organismos especializados debido a las difíciles condiciones climáticas, porque para hacer más tétrica la situación, la lluvia de septiembre hace su aparición, que en este lugar parece no tener fin.

Ante la dificultad para realizar la búsqueda de los cuerpos, que se presumen son dos, el del conductor y una joven mujer, se decidió suspender la búsqueda y esperar que el jueves 22 de septiembre las condiciones permitan la operación de recuperación.

El hombre que conducía el automóvil, al parecer atravesaba una crisis depresiva, pero no se puede determinar aún si hay un caso de doble suicidio, porque según testigos del trágico episodio, el conductor no se salió de la vía producto de un microsueño, sino que dio reversa dirigiendo su vehículo al precipicio con la idea de caer a los más profundo de él.

El hombre que conducía el vehículo era el propietario de un restaurante de la zona, presuntamente había consumido licor, respondía al nombre de Gerardo Segura, contaba con 47 años y padecía un cuadro de depresión, así lo afirman quienes lo lograron reconocer, mientras que la mujer que viajaba con él parece que fungía como una de sus empleadas.

Las investigaciones determinarán qué fue lo que realmente sucedió, pero esto solo se podrá lograr cuando se recuperan los cuerpos, mientras tanto se habla de un posible doble suicidio, y también de un homicidio, porque el conductor se quitó la vida lanzándose al vació junto con una joven mujer que no tenía pensado morir.

Las autoridades esperan que la lluvia sea menos inclemente y permita la recuperación de los cuerpos para poner fin a las especulaciones y determinar los móviles de esta tragedia que embarga a varias familias.

Artículos Relacionados

+ Artículos

Lo más leído en Actualidad

Lo más leído en Colombia.com