Colombia.com Bogotá Domingo, 15 / Mar / 2020

[OPINIÓN] Coronavirus: La vergüenza de los medios de comunicación en Colombia

La prensa se convirtió en el detonante de una histeria colectiva que está acabando con la paz de las personas en el país.

Opinión Coronavirus medios comunicación corrupción Colombia
Los medios de comunicación han saturado de información "irreal" a los colombianos. Foto: Shutterstock

Las ideas y opiniones expresadas en esta publicación son las del autor y no necesariamente reflejan la opinión ni posición de Colombia.com

Hasta la fecha, casi 6 mil personas han perdido la vida a causa del coronavirus que inició hace ya casi tres meses en Wuhan, China. Asimismo, son más de 156 mil los ciudadanos del mundo que se han visto infectados por esta enfermedad, siendo por supuesto, China el líder en este ranking con casi 81 mil personas.

Todas estas cifras han hecho que la OMS declarara, el pasado 11 de marzo, que el COVID-19 (nombre oficial) es una pandemia, hecho que terminó de ‘cocinar’ el pánico social que ya se había apoderado del planeta.

Sí, es un pánico social. Una vergüenza para la raza humana que seguramente morirá más de paros cardíacos que de la misma enfermedad. Y es que aunque no se pueden ignorar sus números negativos, lo mismo debería hacerse con las cifras positivas que surgen paralelamente: desde el 31 de diciembre de 2019, más de 72 mil personas se han recuperado tras contagiarse del coronavirus.

Hagamos cuentas: si 156 mil personas son las que se han infectado y 72 mil son las que se han salvado, entonces…¡más del 46 % de los que han tenido el virus, hoy son sobrevivientes de este!

Ahora, hagamos un ejercicio aún más revelador: de esos 156 mil seres humanos contagiados, 6 mil han fallecido; esto es casi el 4 %.

Para el 11 de marzo, estos eran sus números:

Claro que sí, hay que prevenirlo, pero no alimentar el ‘monstruo’ del  miedo de la forma en la que lo hemos hecho. ¡No! Este no es el fin del mundo. Por favor, dejemos de verlo como tal. Es agotador ver como por menos de 30 personas, de más de 50 millones de habitantes, Colombia ya perdió la cabeza.

Escucha acá las principales emisoras informativas de Colombia

¿Nos ganará la histeria?

El colombiano es lo más paranoico y obsesivo que hay; y si no es lo más, estamos muy cerca. Pregunto: ¿para qué tantos tapabocas? ¿Saben que estos son para los enfermos y no para los aliviados? El contagio se da por medio de la saliva, quede donde quede el residuo de esta: manos, camisetas, pantalones, maletas, gorras, etcétera. Si la persona infectada no tiene la capacidad económica de hacerse con un “bendito” tapabocas, que ahora puede costar más de 5 mil o 10 mil pesos, ¿de qué le servirá a usted tener protegido su rostro si la boca del contagiado tiene vía libre al resto de su cuerpo?

Pero bueno, el tapabocas, aún mal utilizado, podría servir de algo. Entonces planteo otra duda: ¿por qué rayos está la gente comprando tanto papel higiénico? Es algo que no me cabe en la cabeza. ¿Qué van a hacer con él? Entiendo que en algunos casos el COVID-19 genera diarrea, ¿necesitan 100 rollos de papel para cerciorarse que sí queden limpios?

Es que simplemente no entiendo por qué apilar rollos y rollos en un carro de mercado. Si me dicen que es para venderlo después a un precio más alto, mientras se contribuye aún más a la histeria colectiva… les creo. En serio que les creo. Sé que el cinismo y el facilismo de nosotros no tienen límites; y si me puedo lucrar del pánico, pues no hay peso que sea malo, y “a caballo regalado no se le mira el colmillo”.

Supongo que es la hipótesis más válida que se puede uno hacer y es la que personalmente tomaré; aún tengo fe en que la ‘malicia indígena’ es más grande que la ignorancia.

¿Es el coronavirus lo más importante del país?

También entiendo que los medios de comunicación tenemos gran culpa de esto. La prensa es el cuarto poder, pero en un país como Colombia en el que solo existe uno, pues nos terminamos rigiendo por la agenda mediática que nos imponen desde arriba y no por la que verdaderamente necesita el espectador.

No es que el coronavirus deba olvidarse. No. Claro que no. No voy a negar que la enfermedad es un tema relevante, ni tampoco que las cifras crecen cada día; muy lento, pero lo hacen. Tampoco diré que esto es una puesta teatral del Gobierno. No soy tan ‘mamerto’. El COVID-19 existe, es importante prevenirlo y es importante contrarrestarlo.

Sin embargo, sí diré que ha funcionado como cortina de humo para temas de gran relevancia nacional y que desde hace tiempo vienen causando escollo entre las cabezas del poder en Colombia. Desde el 6 de marzo viene impidiendo que la atención se centre en lo que podría ser la compra de votos que hizo el hoy Presidente de la República para ocupar ese puesto, en colaboración del ‘innombrable’.

¡Por favor! No es un caso menor, ni personas menores: son dos de los personajes que manejan el hilo del país y que, aunque sus seguidores lo nieguen, podrían estar ‘untados’ en uno de los hechos de corrupción más importantes de la historia contemporánea de Colombia.

Ojo, tampoco digo que esto sea cierto. La Fiscalía tiene audios y fotos que seguramente estudiará (o eso esperamos), pero hasta que se demuestre lo contrario, cualquiera de ellos es inocente. Pero mientras tanto deberíamos centrar la atención en temas que también son importantes (muy importantes) y que están quedando relegados a un segundo plano en nuestro país.

Colegas, abramos los ojos y la boca; movamos el lápiz y el teclado. Somos la fuente de información de millones de personas que hoy creen que la noticia más trascendental es la de una enfermedad, con un índice mortal bajísimo, y no la de un caso de corrupción que podría hundir a las personas que crearon el actual sistema de salud en Colombia, el cual ha extinguido más vidas que el mismo coronavirus en todo el mundo.

Gracias.

Recuerda seguir todo nuestro contenido en Google News

Christopher Ramírez (@otrocachaco) - Colombia.com