Colombia.com Bogotá Martes, 05 / Sep / 2017

El Ministro de Salud confiesa cómo es su lucha contra el cáncer

En  su cuenta de Instagram, el ministro de Salud Alejandro Gaviria, confiesa el difícil momento por el que está atravesando a causa de un cáncer linfático.

El Ministro de Salud confiesa cómo es su lucha contra el cáncer
Alejandro Gaviria Min de Salud

Recordemos que la enfermedad del Ministro, se dio a conocer en junio en un comunicado de la Clínica del Country de Bogotá, a donde llegó con una dolencia abdominal. Luego de la valoración, los médicos le diagnosticaron un “linfoma no Hodgkin difuso de células grandes”.

Gaviria decidió seguir al mando de la cartera de Salud, mientras adelanta un tratamiento para controlar la enfermedad, que si bien le ha traído fuertes dolencias pero no ha sido una razón para que abandone su cargo.

El texto que ha conmovido a más de uno ya suma casi mil 500 me gusta en Instagram donde expresa sus pasiones, amores y anhelos.

No dejes de leer: Video: En el centro de Bogotá atracan "en manada"

“Ir a Barranquilla, ver el partido de Colombia con Brasil, olvidarme de todo, soltar diez o veinte o treinta hijueputazos y después, gane o pierda la selección, tomarme tres cervezas a la salida del estadio”, se lee en la carta.

Una de sus grandes pasiones sigue latente el amor por la lectura, le gustaría caminar por la calle 70, comprar libros viejos y regresar a su casa.

“Devolverme caminando, pensando en las inclemencias del día, llegar a la casa, acariciar los libros, leerlos a medias, ubicarlos en la biblioteca y sentir, que, desde allí, desde lejos, como si irradiaran algo, me hacen feliz”.

No podía faltar el gran amor hacia su esposa y familia.

Te puede interesar: 'Timochenko' elegido como presidente del partido de las Farc

“Llamar a mi esposa, encontrarnos y entrar a cine, ver la película, salir a tomarnos un café y hablar sobre la vida, sobre los hijos que siempre nos sorprenden (…) salir al parque con Tomás y hablar, cogidos de la mano, dando vueltas y vueltas”, añadió.

Y “dar una vuelta a la esquina”, es lo que quisiera hacer junto a su esposa, disfrutando a su lado en un restaurante italiano.

“... sentarnos en una mesa, pero no frente a frente sino del mismo lado, pedir una botella de vino, cualquiera, y brindar porque estamos juntos y porque estar juntos es suficiente para brindar y brindar”.

Colombia.com