Actualización: Vie, 14 / Sep / 2018 1:55 pm
Colombia.com Bogotá Vie, 14 / Sep / 2018 1:28 pm

Según MinDefensa las organizaciones criminales financian la protesta social

Guillermo Botero sostiene que “Grupos armados financian la protesta social”, declaraciones que provocaron reacciones desde casi todos los sectores.

Según MinDefensa las organizaciones criminales financian la protesta social
Fuertes declaraciones del MinDefensa Guillermo Botero contra la protesta social. Foto: @GuillermoBotero

El ministro de Defensa, Guillermo Botero, afirmó este jueves durante el Congreso de Confecamaras, en Cartagena de Indias, que los grupos armados son quienes financian la protesta social en el país. 

Botero, quien argumentaba sobre las problemáticas que generan para el país la presencia de los grupos armados como los residuales, destacando al ELN, Las disidencias de las Farc, el Clan del Golfo’, Los Pelusos y Puntilleros, con esto enfatizó sobre la protesta social y su financiamiento por parte de estas organizaciones criminales.

Las declaraciones se tornan polémicas, pues Botero, pocos días después de ser anunciado como jefe de la cartera de Defensa, propuso “ordenar la protesta social”.

También te puede interesar: Ministro de Defensa reconoce cuánta cocaína podría producir Colombia en el 2018

El funcionario sostuvo que la ‘coca’ es el origen de todos los males que está viviendo Colombia porque ocasiona  inseguridad en el campo y las ciudades y además porque las organizaciones criminales que están consagradas a proteger su negocio pervirtiendo y financiando de manera directa y frontal la protesta social:

“Con los dineros ilícitos corrompen y financian la protesta social y por eso cada vez que ustedes ven que cerraron la Panamericana o ayer que cerraron unas carreteras en Nariño, detrás de eso siempre hay mafias organizadas, supranacionales que lavan el dinero de diferente manera y con gran habilidad”, explicó Botero.

Escucha acá las principales emisoras informativas de Colombia

También, el ministro aseveró que la droga está comenzando a corromper a la juventud y ha hecho que 2.2 millones de personas sean adictas y que la consuman frecuentemente, por lo que este es un tema que genera demaciada preocupación.

Botero quiso explicar cuál es la razón por la qué estos grupo criminales se financian, utilizando el negocio de la cocaína, la minería ilegal, el secuestro, la extorsión y el contrabando.

Fuerte con los detractores del glifosato

De “doble moral sobre el glifosato” fue la sentencia del jefe de la cartera de Defensa, al decir que existe un doble racero frente al polémico tema que se utilizaba para la fumigación de los cultivos ilícitos.

“En el ojo del huracán está la fumigación con glifosato y no es que nos guste fumigar, pero hay una doble moral alrededor de esto. El glifosato es una molécula que se descubrió en los años 50 y llegó en el año 72 al país y es un producto de toxicidad IV y hay muchísimos otros herbicidas más peligrosos que se usan en Colombia”.

Según Botero, el glifosato se consigue en cualquier lugar de productos agropecuarios de Colombia bajo decenas de denominaciones de venta libre y asimismo es utilizado por los productores agropecuarios para luchar contra las malezas, para que no rivalicen con el cultivo que necesiten sembrar.

“El país tiene aproximadamente un millón de hectáreas en café, casi 500.000 hectáreas en palma, 280.000 en caña de azúcar y absolutamente en todas ellas se está utilizando el glifosato, pero cuando decimos que los vamos a utilizar para las 250.000 hectáreas de coca, para eso si es malo y ya quisiera ver este país el día en que se prohíba el uso de este herbicida, ahí si saltaría toda esa seguridad alimentaria a defender su uso, pero como es para combatir algo ilícito, estas mafias se han encargado de formar y alimentar frente a la opinión pública sus efectos dañinos, que como en todo químico claro que los puede tener”, destacó en ministro.

MinDefensa resaltó que una de las pruebas es que un instituto de cancerología de los Estados Unidos certificó que el uso de este químico podía ser un factor cancerígeno, pero no acabaron de decir el resto de la frase como lo mismo que las carnes rojas, los asados y el secador de pelo de las señoras”.

“Esa es la doble moral que nosotros no podemos entender. Claro, las aspersión aérea se suprime como política por unos acuerdos y luego viene un pronunciamiento de la Corte Constitucional que no lo prohíbe sino que dice que se tiene que cumplir seis protocolos para poder fumigar por la vía aérea”, reiteró Botero.

El encargado de la defensa del país, destacó que la tecnología ha avanzado mucho en materia de fumigación, en donde ya se cuenta con métodos más exactos para la aplicación de los productos que admiten ser más eficientes, en el dado caso de que el país resolviera retornar la fumigación por vía aérea.

En cuanto al tema de la erradicación voluntaria, Botero dijo que esta se encuentra condicionada a 76.000 familias que firmaron un acuerdo y que van a recibir un pago por erradicar y que esos acuerdos se efectuarán “aunque sea sudando sangre, porque verdaderamente las finanzas están en problemas y habrá que conseguir la plata, sin violar la regla fiscal, para terminar de financiar ese proyecto y no estamos en condiciones de firmar más contratos por este tema”.

Puedes leer: Colombia y Reino Unido firman acuerdo en defensa

Frente al tema, el ministro indicó que el objetivo es erradicar para el término de este año un total 50.000 hectáreas. Aunque resaltó que la situación es compleja para la resiembra de la coca en otras regiones.

“Si vamos a erradicar ese número de hectáreas muchos dirán que en los próximos años vamos a acabar, pero tenemos que tener en cuenta el fenómeno de la resiembra y las nuevas áreas de siembra es lo que verdaderamente nos tiene preocupados. Nosotros tenemos que llegar el 7 de agosto de 2022 a tener un 30 % del área que hoy tenemos sembrada y lo vamos a intentar, porque tenemos la decisión de trabajar por ese propósito”, explicó el alto funcionario.

Acá las declaraciones de Guillermo Botero:

 

Redacción Actualidad - Colombia.com