Colombia.com Bogotá Jueves, 10 / Oct / 2019

Vaticano preguntó por monja que defendió a Álvaro Uribe durante su indagatoria

A un representante de Colombia en Italia no le gustó mucho que Adriana Torres mezclara la vida religiosa con la política.

Adriana Torres mostraba su apoyo a Uribe tras su llegada a la Corte Suprema de Justicia a rendir indagatoria. Foto. EFE
Adriana Torres mostraba su apoyo a Uribe tras su llegada a la Corte Suprema de Justicia a rendir indagatoria. Foto. EFE

El pasado 8 de octubre, el expresidente Álvaro Uribe rindió indagatoria ante la Corte Suprema de Justicia, en el marco de una investigación por supuesta manipulación de testigos que está desarrollando este ente judicial en su contra.

Sin embargo, en los medios de comunicación y redes sociales, Uribe no fue el único protagonista. Frente al Palacio de Justicia (recinto en el que se desarrolló la diligencia judicial), en Bogotá, docenas de manifestantes se plantaron, algunos acusando que el hoy senador es culpable, mientras que otros mostraron todo su respaldo al que consideran como “el gran colombiano”.

Entre estos últimos se encontraba Adriana Torres, una monja que durante toda la jornada estuvo gritando arengas en apoyo a Uribe y su inocencia. “¡Qué viva el presidente Uribe!” y “Él no es ningún ‘paraco’” son algunos de los mensajes que la hermana vociferaba en la calle.

Escucha acá las principales emisoras informativas de Colombia

"¿Quién es ella?"

Ahora bien, este acto no caló muy bien, no solo en la comunidad religiosa de Colombia, sino también en la del mismísimo Vaticano. De acuerdo con un reporte del periódico El Tiempo, un representante en Italia de las Carmelitas Misioneras de Colombia (congregación con la que se le ha relacionado a Torres), llamó a las encargadas de esta organización religiosa preguntando extrañado por la hermana que tanto defendió a Uribe.

Nos conocen muy bien a nosotras y están extrañados con que los medios digan que es de nuestra congregación (...) Como ustedes, somos libres de pensar en la política como nos parezca, lo que no está bien como iglesia es que salgamos a hacer proselitismo en la actitud que tuvo la hermana ayer", explicó Martha Escobar Mejía, secretaria de la Conferencia de Religiosos de Colombia, en conversación con El Tiempo.

Sin embargo, Escobar Mejía asegura que la monja no aparece registrada en ninguna de las más de 300 congregaciones que acoge la Conferencia de Religiosos de Colombia. ¿Por qué?

De acuerdo con Ángela Gómez Martínez, hermana superior provincial de las Carmelitas Misioneras, en todo esto hay un leve pero importante error: “Yo no quiero decir que lo que hizo fue bueno o malo. Lo que sí digo es que Adriana Torres dijo ser Misionera Carmelita y nosotros somos Carmelitas Misioneras. Ese grupo nació recientemente. Lo conocí en un viaje en los 90 al Ecuador y no sabemos de su existencia en Colombia”.

Por esta razón Torres no se encuentra inscrita en la Conferencia, pues, según indicó la hermana Gómez, su congregación se podría considerar como un grupo diocesano, es decir, adjunto a una diócesis en específico (en este caso ubicada en Antioquia) y no a una comunidad religiosa que es un ente mucho más extenso.

Recuerda seguir todo nuestro contenido en Google News

Redacción Actualidad - Colombia.com