Miércoles, 31 / Mar / 2010

La calle fue el escenario de cierre para los Juegos ODESUR

La calle San Juan, de Medellín, fue el escenario de despedida de los IX Juegos Sudamericanos, en una fiesta que reunió a miles de personas para clausurar un torneo que ha sido calificado como el mejor de la historia y que tuvo a Colombia como campeón y protagonista.

Con la participación de más de 500 artistas, en su mayoría locales, pero dirigidos por las compañías europeas 'Up' Urban Performing y La Fura Dels Baus y Comediants, se vivió una imponente ceremonia de clausura, diseñada con un concepto vanguardista.

Al romper con la tradición de despedir los juegos en un recinto cerrado, los habitantes de Medellín pudieron observar un desfile de carrozas llenas de color, luces, música y diferentes bailes del Ballet Folclórico de Antioquia.

En el acto, de un alto impacto visual y gran calidad estética, aparecieron gigantescos personajes que fueron interactuando con el público y lo llevaron a un mundo imaginario lleno de mensajes de armonía y fraternidad.

Alegorías sobre el teatro, la danza, las artes plásticas, la literatura, la música y, obviamente, los deportes, captaron la atención de un público totalmente cautivado.

Hubo escenas de teatro como 'La cajita de música', poesía, 'el gran sol de la imaginación' cargado por una carroza de flores, y 'la comedia y la tragedia', que terminó con la alegoría a las artes.

La metáfora del deporte estuvo mezcló el humor, situaciones alusivas al baloncesto, el fútbol, el atletismo, el ciclismo y una carroza que homenajeó a 'Colombia Campeón'.

Aparecieron luego gigantescas imágenes con alusiones a la ciudad de Medellín, entre las que llamó especial atención 'El gigante Mutis', que homenajeó al sacerdote español José Celestino Mutis, quien exploró y analizó la botánica del país.

Los espectadores disfrutaron de una variedad de bailes, cantos y actos circenses por cerca de hora y media, en una ceremonia de clausura pintada con vistosos colores y un excelente marco musical.

El espectáculo cultural terminó con un imponente show de luces, colores y tecnología en el parque de Los Pies Descalzos, de la capital antioqueña, que celebró haber cumplido con su país y Sudamérica, en un torneo que ha marcado historia. EFE