Sábado, 29 / Jul / 2006

Irving Saladino: "El ambiente no me permitió imponer un nuevo récord"

El panameño Irving Saladino, quien encabeza la lista mundial de salto de longitud en la actualidad, y quien ganó la medalla de oro centroamericana en esta misma prueba, señaló que no pudo imponer un nuevo récord de los Juegos por las condiciones del clima.

"Me sentí un poco mal porque comenzó la lluvia y eso afectó un poco el rendimiento de todos los atletas y hubo que sacar mucha fuerza para poder hacer los saltos", comentó Saladino, quien esperaba superar el récord de los Juegos que posee actualmente el cubano Iván Pedroso, impuesto en Maracaibo, Venezuela en el 1998.

Al referirse a la posibilidad de perder la medalla, precisamente con Pedroso, quien siempre ha sido su ídolo, el panameño señaló que "al principio estaba un poco desconfiado porque estaba viendo su carrera y estaba súper bien, pero después cada vez que intentaba saltar, vi que no podía dar más, por eso en mi cuarto salto me sentí un poco confiado", comentó.

A pesar de que ya tenía asegurada la medalla de oro sin hacer su último salto, Saladino lo hizo pensando en batir el récord.

"Estaba buscándolo como fuera, pero definitivamente no pude hacerlo por el ambiente, que fue el factor
que no ayudó en nada, la pista se puso un poco pesada y bueno, tuve que hacer un esfuerzo grande. Pero salté 8.29 y estoy contento por eso, porque estoy nuevamente en mi ritmo", dijo.

"Desde el próximo lunes voy a trabajar para superar ese récord, voy a viajar a Brasil y desde ese día comienzo las técnicas fuertes para la próxima competencia", agregó, quien fuera subcampeón mundial en Moscú.

"De todas maneras esta medalla de hoy es muy importante para mí porque se estaba esperando y lo he logrado, y ya es la segunda medalla de oro para Panamá que está esperando otra más con el equipo de baloncesto", comentó.

"A mi país lo veo bien en estos Juegos, además los atletas se están superando, y yo estoy feliz por eso, porque he aportado un poco", dice, tras asegurar que le dedica este oro a sus padres, a su entrenador y al Instituto Nacional de Deportes que le apoya.

En los ojos de Saladino se refleja la felicidad, no solo por el oro que ganó, sino porque recibió la felicitación del que ha sido su ídolo, Iván Pedroso.

"Pedroso me felicitó, hablamos, somos colegas y estoy contento por eso, porque mi ídolo es una buena persona", dijo.
Con EFE.