Fernando Vallejo, un escritor apátrida pero muy colombiano, el eterno provocador

Quizás Fernando Vallejo no reciba homenajes por su calor humano, él es un eterno provocador al que le gusta serlo, hoy 24 de octubre cumple 77 años este prolífico escritor colombiano.

Sáb, 24 / Oct / 2020 9:23 am

SÍGUENOS EN:

Google News
Luis Fernando Vallejo Rendón, es un escritor nacido en Medellín un 24 de octubre de 1942 y cuenta con una extensa obra. Foto: Facebook Revista Arcadia/Canal 22 México

Luis Fernando Vallejo Rendón, es un escritor nacido en Medellín un 24 de octubre de 1942 y cuenta con una extensa obra. Foto: Facebook Revista Arcadia/Canal 22 México

Sáb, 24 / Oct / 2020 9:23 am

Quizás Fernando Vallejo no reciba homenajes por su calor humano, él es un eterno provocador al que le gusta serlo, hoy 24 de octubre cumple 77 años este prolífico escritor colombiano.

Si existe un escritor más controvertido y sin pelos en la pluma y en la lengua ese es Fernando Vallejo, un hombre que levanta ampolla, hiere susceptibilidades, no deja títere sin cabeza y no come cuento.

Muchos prefieren dirigirse al escritor nacido en Medellín y que hoy 24 de octubre cumple 77 años como un iconoclasta o como uno de esos personajes oscuros, de esos a los que se les antepone un término insultante antes de pronunciar su nombre; otros prefieren no dirigirse, no hablar jamás sobre él.

Fue paisa, colombiano, mexicano y ahora vuelve a ser colombiano, se ha cansado de lamentar el haber nacido en un país de asesinos, como dice él, anhelaba morir en México como García Márquez, pero ahora lo quiere hacer en la casa en la que vio por primera vez la luz, una casa del barrio Boston de Medellín, la capital de la montaña que se debate entre sus odios y sus amores.

Anticlerical, antidogmas, antipolítica, anti- todo, Vallejo es un hombre que encontró en la escritura el anti-doto para escapar de la asfixiante realidad metiéndose hasta el cuello en la misma, en sus obras no puede dejar de involucrar a Medellín y a Colombia, sus más queridos odios y enfermedades sin cura, o bueno, con muchos curas, esos que no son justamente santos de su devoción.

México, Barcelona o cualquier ciudad cosmopolita terminan mezcladas con las calurosas ciudades colombianas llenas de narcotráfico, miseria, corrupción y un rosario de males que parecen no terminar y condenar a su población a eso, a ser colombianos.

Homosexual, Ateo, defensor de animales (donó un premio económico para una agrupación protectora de ellos en México) y apátrida, esas definiciones le son otorgadas a un eterno provocador, un hombre que pidió no reproducirse y mucho menos en Colombia, lo cual para él resulta ser un crimen.

Se ha declarado abiertamente contrario a Uribe y a cualquier político, en sus obras describe de manera descarnada y brillante la violencia, el amor, la política, la muerte y todo lo que pase por la existencia humana; lo áspero de sus letras resulta un imán para sus seguidores, a los que cautiva sin ningún tipo de encanto personal.

Vallejo no es cualquier escritor, es uno de marca mundial pero no hace parte de la élite porque la zalamería no es lo suyo, a él le es propio el ser un incitador, un mosco en la leche, un vidrio en la media, un coctel molotov listo para estrellarse contra las barricadas oficiales.

Los días azules, El fuego secreto, La virgen de los sicarios, El desbarrancadero, La rambla paralela, Mi hermano el alcalde y Memorias de un hijueputa son algunas de sus obras más leídas, ansiadas y hasta presas de culto, obras convictas de la propia realidad manchada por el sino trágico de Colombia y su significación.

Juan Carlos García Sierra • Colombia.com • Sáb, 24 / Oct / 2020 9:23 am