Colombia.com Bogotá Viernes, 23 / Mar / 2018

El conmovedor llanto de Salomé durante el partido de la Selección Colombia

La exesposa del creativo colombiano publicó una foto en su cuenta de Instagram, en la que se puede ver a su hija llorando durante el partido.

El conmovedor llanto de Salomé durante el partido de la Selección Colombia
Foto. Instagram de Daniela Ospina.

Daniela Ospina, exesposa del volante de la Selección Colombia, James Rodríguez, asistió con la pequeña Salomé al estadio de Saint-Denis, en Francia, para observar el partido donde el equipo nacional derrotó por 2-3 a los galos.

También le puede interesar: Colombia hizo lo imposible y vence a Francia en su casa

El compromiso que hizo parte de la fecha FIFA, estuvo lleno de emociones y con la satisfacción al final por un gran triunfo de Colombia con remontada en París, ante una selección de primer nivel, favorita a ganar la Copa Mundo y con una gran cantidad de estrellas.

En el momento que finalizó el partido, Daniela Ospina publicó la foto de su hija, Salomé, que la muestra conmovida con lágrimas en sus ojos. La publicación ya cuenta con cientos de miles ‘Me gusta’.

 

Muchas veces los adultos nos desgastamos en criticar, en destruir, en decir cómo se podía hacer mejor. Pero ellos, los más pequeños, con la pasión a flor de piel, con un amor profundo y decidido por este, el motivo que nos une a todos, la selección; nos enseñan con su emoción, con su pasión y su ilusión que necesitamos más puentes y menos divisiones, más razones para unirnos de las manos; más gritos de ánimo y menos discusiones, más amor por esta tricolor y menos motivos para enfrentarnos. Ella con su ilusión es lección para mí y para todos. Ella hoy hizo barra, hizo equipo, ella desde las gradas hoy también fue selección. Hoy mi Salo lloró, vibró, y vivió con toda este cuento que hoy tuvo final feliz.

A post shared by Dani ??Salomé (@daniela_ospina5) on

Acá el texto que escribió Ospina en la imagen:

“Muchas veces los adultos nos desgastamos en criticar, en destruir, en decir cómo se podía hacer mejor. Pero ellos, los más pequeños, con la pasión a flor de piel, con un amor profundo y decidido por este, el motivo que nos une a todos, la Selección, nos enseñan con su emoción, con su pasión y su ilusión que necesitamos más puentes y menos divisiones, más razones para unirnos de las manos; más gritos de ánimo y menos discusiones, más amor por esta tricolor y menos motivos para enfrentarnos. Ella con su ilusión es lección para mí y para todos. Ella hoy hizo barra, hizo equipo, ella desde las gradas hoy también fue Selección. Hoy mi Salo lloró, vibró, y vivió con todo este cuento que hoy tuvo final feliz”.

Puede ver:

Colombia.com