Colombia.com Bogotá Lunes, 04 / Mar / 2019

Oración a San Ramón Nonato para su protección del embarazo

Celebra las fiestas del Carnaval de Barranquilla de manera responsable y entrégate a el Señor de los cielos.

Oración a San Ramón Nonato para su protección del embarazo
Entrega tu día a día al Señor Dios. Foto: Shutterstock

Padre nuestro que estás en los cielos, te agradezco por este día y este momento de carnaval que me permites vivir y por siempre estar ahí cuidándome y protegiéndome.

Te pido que me permitas llevar una vida responsable y sana en la que tu mano siempre me acompañe y me pueda brindar la protección que a veces mi voluntad no me permite tener.

Dejo en tus manos el gozo que pueda tener durante estos días en el Carnaval de Barranquilla, pongo en ti la sanidad de mi ser, a ti te encomiendo mi buenos pasos y el bienestar de mi cuerpo, mi alma y mi ser, porque eres tu, TODO PODEROSO quien me brinda bienestar para poder vivir mi día a día, sin ti, ¿qué sería?

Sé que por las circunstancias difíciles en que naciste tienes el don de entenderme e interceder por mí ante Dios nuestro señor, San Ramón Nonato y por medio de ti, el rey de los cielos ha de escuchar mis súplicas al pedirle protección, pues no pido quedar en estado de gestación.

Agradezco en el alma el poder que me das al poder gestar y dar a luz a un hermoso ser, pero también sé que esto es una decisión responsable que se debe tomar de forma consciente y por ello quiero pedirte a ti que aún no mandes a mi tal bendición, porque no me siento capaz de asumir dicha situación.

Antes de todo esto deseo una persona a mi lado que me ayude a crecer, que me brinde seguridad en todos los aspectos y con quien yo pueda hablar, alguien que esté en tu gracia, Señor Dios mío, un magnifico ser humano con quien antes de dar a luz, pueda conformar una familia que esté llena de ti.

Ante cada paso que dé, dame lucidez y poder de discernimiento, para que sin importar la situación en la que me encuentre pueda actuar de manera consiente y tener presente cuál es el camino a seguir sin dejarme llevar por mis impulsos banales.

Por todo lo que has hecho en mí y lo que aún sigues haciendo, te agradezco Señor.

Por Jesucristo nuestro señor,

Amén.

Juliana Palomino - Colombia.com