Colombia.com Bogotá Viernes, 13 / Sep / 2019

Síntomas y causas del colon irritable

El síndrome de colon irritable es un problema que ataca cada vez a más personas, esto se debe a una mala dieta y al acelerado ritmo de vida que conduce a comer a “deshoras”.

Comidas pesadas como los fríjoles deben eliminarse de la dieta cuando se tiene problemas de colon. Foto: Shutterstock
Comidas pesadas como los fríjoles deben eliminarse de la dieta cuando se tiene problemas de colon. Foto: Shutterstock

Cuando se padece de colon irritable, la sensación de pesadez, la distensión abdominal y la lenta digestión pueden hacer que luego de una comida o incluso, después de beber un simple vaso de agua, la situación se torne insostenible.

La digestión lenta altera también el genio, pues no solo se irrita esta parte del intestino grueso, también aparecen el mal humor porque la molesta y permanente sensación no son nada recomendables.

Se debe acudir al médico cuando los malestares se presentan. Foto: Shutterstock

Una persona con estas dolencias debe abstenerse de un montón de cosas que las personas “sanas” disfrutan en abundancia, el café, chocolate, lácteos, pan, bebidas gaseosas, comida rápida y dulces les son prohibidos, además el consumo de licor, tabaco y niveles de estrés en aumento hacen que se llegue a pronunciar con frecuencia la frase “es que no puedo comer nada”.

La irritación de colon produce diarrea o un constante estreñimiento, el estómago se infla como una pelota y permanece así por mucho tiempo, casusa molestias para dormir y en general, el desempeño durante cada día se ve afectado.

Comidas deliciosas como los fríjoles desaparecen de la dieta porque siempre “caen pesados”, lo que muchos no saben es que estas leguminosas son una de las principales fuentes de fibra, elemento indispensable en la buena digestión y en la provisión de proteínas y minerales, también se dejan de lado algunas frutas, siendo estas surtidoras de fibras naturales.

¿Se pueden comer fríjoles con colon irritable?

Claro que sí, lo que pasa es que mientras el cuerpo se acostumbra a ellos generará gases, un asunto que a muchos les preocupa. Pero tranquilos, los fríjoles sí se pueden consumir a la par con alguna fuente comercial de fibra o eliminadores de gases, ayudan mucho y permiten disfrutar de este plato tan rico y popular en la dieta de nuestro país.

Dicen los expertos que una forma clave para mejorar este problema es un cambio en la dieta, esta debe incluir un mayor consumo de líquidos, especialmente agua pura, ya que esta ayuda en la absorción de la fibra y mantiene un movimiento intestinal constante.

Comidas al día

Organiza tus comidas, comer a las horas adecuadas y varias veces al día alivian los síntomas, si estás acostumbrado a realizar 3 grandes comidas, ahora vas a comer 6 veces, claro está, más pequeñas; ayudarás a tu digestión y regularás los movimientos de tu intestino, una práctica muy recomendada por estos días.

Se recomienda mantener una dieta balanceada y comer en pequeñas porciones. Foto: Shutterstock

No olvides consultar a tu médico y de practicar actividad física constante, no te prives de disfrutar de los deliciosos platos de nuestra gastronomía que un colon irritable parece odiar.