Colombia.com Bogotá Viernes, 01 / Feb / 2019

La mejor manera de presentar tu carta de renuncia

Todo tiene un final, incluso el trabajo. Si al encontrar un nuevo trabajo o por cualquier otra razón te encuentras en la necesidad de renunciar a tu trabajo actual, debes hacerlo de la manera más elegante posible.

La mejor manera de presentar tu carta de renuncia
Evita cualquier discusión o hablar con tus compañeros sobre tu salida. Foto: Shutterstock

¿Qué es una renuncia de trabajo?

La renuncia es el acto voluntario por el cual el empleado formaliza la intención de abandonar la relación laboral con la empresa.

Es importante comprender que la carta de renuncia debe ser redactada y entregada a la empresa independientemente de las motivaciones que te hayan impulsado a solicitar tu baja voluntaria. Siempre es mejor dejarlo manteniendo relaciones cordiales y positivas.

A continuación te aconsejaremos la mejor manera de presentar tu renuncia.

¿Cómo pedir tu renuncia?

Para comenzar trata de no aprovechar el momento de la entrega de la carta de renuncia para echar en cara las molestias y las injusticias o lesiones sufridas, ya que este tipo de comportamiento no te beneficiará.

En ese momento es importante ser superior y pensar en tus propios intereses, porque puede que en un futuro tengas que reanudar las relaciones con tus antiguos compañeros y jefes.

Existen páginas web donde podrás encontrar toda la información útil para ayudarte con el proceso de renuncia a tu puesto de trabajo y facilitarte el modelo de carta ideal que se ajuste a las particularidades legales de tu país, por ejemplo www.cartaderenuncia.com

Solicita una cita con tu jefe

Evita cualquier discusión o hablar con tus compañeros sobre tu salida y no quites tus cosas de la mesa antes de notificarle a tu jefe la noticia.

Elige el momento adecuado para hablar con él. Para esto puedes solicitar una reunión de unos 20 minutos, para tratar de un asunto importante sobre el que deseas hablar fuera de las reuniones regulares.

Razones o argumentos

Como empleado que renuncia no estás obligado a indicar el motivo de tu dimisión, pero puede ser mejor darle un mínimo de información a tu jefe si deseas mantener relaciones cordiales en un futuro.

Haz un balance de las razones objetivas que te llevaron a renunciar. Encuentra al menos una que puedas explicar de manera clara y sincera a tu jefe para que el mensaje sea captado.

Una buena manera de anunciar tu renuncia es decir lo que estás buscando y a lo que aspiras, en vez de lo que está mal con tu empleo actual. En cambio y si quieres ser honesto acerca de lo que está mal con la compañía, hazlo de una manera constructiva  que ayude a ver la diferencia.

Mantente abierto a una nueva propuesta

Muchas veces la solicitud de dimisión es seguida de una contrapropuesta por parte de tu jefe. Puede ser aumento de salario, promoción o nuevos proyectos. No te niegues a escuchar lo que la empresa puede ofrecerte para evitar tu salida.

No te apresures en responder, pide un tiempo para analizar la nueva propuesta independientemente de que vayas aceptar o no.

Presenta tu carta de renuncia

Es importante registrar tu renuncia en una carta y entregarla con un acuse de recibo de tu jefe.  Si deseas negociar una reducción en su aviso, indícalo en la carta y háblalo con él.  Lo ideal es imprimir tu documento en dos copias, siendo una de ellas para ti.

Si quieres o no justificar por qué dejas el trabajo, puedes encontrar un modelo de carta de renuncia que se adapte a tus necesidades.

Información importante que debes tener en la carta de renuncia

- A quién va dirigida.

- Tu nombre completo.

- El nombre de la empresa.

- El cargo que ocupas en la empresa.

- La declaración clara de tu intención de renunciar.

- El período que comprende el cumplimiento del aviso previo.

- Tu firma.

También puedes indicar otros elementos como un agradecimiento a tu jefe por la experiencia adquirida durante tu trabajo en su compañía y el proceso para la transición con tu sucesor.

Una vez que se haya establecido tu fecha de salida, aprovecha al máximo tú tiempo en la empresa. 

Es el momento de organizar tus responsabilidades y los proyectos que están bajo tu mando, ya que el propósito es poder terminar todo para reorganizar el trabajo para la nueva persona que va a cubrir tu puesto.

Es conveniente tener todo muy bien formalizado y registrado, ya que es una forma de protegerte a la hora de que la empresa no cambie lo acordado.

Deja un clima de confianza con tu jefe. Un ex jefe es una persona clave para tu relación profesional con otros. Puedes hasta convertirte en un futuro cliente si estás emprendiendo un negocio o trabajando por cuenta propia.

Redacción Vida Sana - Colombia.com