Actualización: Lun, 05 / Dic / 2011 12:14 pm
Lunes, 05 / Dic / 2011

Nueva técnica para tratamiento de aneurismas cerebrales

El Aneurisma cerebral es una enfermedad mortal, pero con los últimos adelantos de la tecnología y los nuevos hallazgos de la farmacología se ha podido reducir considerablemente su porcentaje.

Nueva técnica para tratamiento de aneurismas cerebrales
La Clínica Mayo ha creado un desviador de flujo,  una nueva técnica recomendada para personas con aneurismas cerebrales difíciles de tratar.

La nueva técnica reduce la recurrencia de aneurismas comparados a otros procedimientos endovasculares y reduce el periodo de recuperación, ya que el equipo es implantado a través de una vena en la ingle, eliminando la necesidad de cirugía abierta. Los resultados a largo plazo son prometedores. “El desviador de flujo tiene una malla ajustada que cubre alrededor del 35% del aneurisma, y sólo la presencia de este cambia el flujo alrededor del aneurisma y ayuda a está a conectarse a sí mismo”, explica el Dr. Ricardo Hanel, neurocirujano en la Clínica Mayo de Jacksonville, Florida.

El aneurisma cerebral es una enfermedad cerebrovascular en la cual una debilidad en la pared de una arteria o vena ocasiona una dilatación o abultamiento de un segmento localizado en la pared del vaso sanguíneo. El Dr. Ricardo Hanel, compara un aneurisma con una bola en un balón: “la parte que tú aprietas y que se transforma en un color más claro representa al aneurisma”.

Kristi Coody de Orange City, Florida; hace parte de la lista de pacientes que ya han utilizado este procedimiento con el nuevo dispositivo en la Clínica Mayo de Rochester, Minnesota, para desviar el flujo de sangre desde un aneurisma y detener la inflamación de los vasos sanguíneos.  “Sufrí  jaquecas tipo migraña por tres meses, el dolor se  volvió más intenso y tuvo una duración de 16 horas, mi médico me pidió que me realizara una tomografía computarizada, dando como resultado un aneurisma de 22 milimetros de tamaño,  lo que estaba cerca de los 25 milímetros (una pulgada) de lo que es considerado un aneurisma gigante. Mi médico me practicó el procedimiento y 4 meses después, una arteriografía mostró que el aneurisma de 22 milímetros había desaparecido”.

La nueva técnica es recomendada en personas con aneurismas cerebrales difíciles de tratar. “El nuevo procedimiento es efectivo y seguro para pacientes con aneurismas en la arteria carótida interna,  también es efectiva para pacientes cuyos aneurismas son grandes o tienen un cuello ancho en la base de este, el procedimiento ayuda a las personas con aneurismas complejos o tratamientos anteriores que fallaron, especialmente en aneurismas en la arteria carótida interna”,  asegura el Dr. Giuseppe Lanzino, neurocirujano en la Clínica Mayo de Rochester.

Por su parte el doctor Carlos Fernando Guerrero, médico cirujano y radiólogo de la Fundación Cardiovascular de Colombia, señala que “los síntomas que determinan la irrupción de un Aneurisma cerebral son extremos, si hay presencia de una cefalea súbita intensa que no cede al manejo de analgésico convencional y que se asocie a síntomas neurológicos tales como mareo, visión borrosa o doble, adormecimiento o  debilidad en un brazo o pierna  y pérdida de conciencia, no se debe retardar la consulta al centro médico más cercano, para un oportuno enfoque y atención”.

El desarrollo de esta afección es más común en adultos entre 40 y 65 años. Son muchas las personas que sufren este problema cerebral pero solo al 3% se le diagnostica y se opera oportunamente, a un 2% se le estalla y un 55% queda con secuelas, como parálisis.

No hay estadísticas que confirmen una tendencia hereditaria de la enfermedad, aunque sí existen enfermedades predisponentes a la aparición de aneurismas, además de factores de riesgo como el tabaquismo, la hipertensión arterial o los anticonceptivos.

Es importante tener presente que tanto el diagnóstico como el tratamiento del aneurisma cerebral, son cubiertos por el sistema de seguridad social.