Actualización: Lun, 23 / Ene / 2012 12:18 pm
Lunes, 23 / Ene / 2012

Ortorexia, obsesión saludable que mata

El psicólogo Jaime Sotomayor, asegura que en la mayoría de los casos los pacientes que sufren de esta patología no conscientemente, por el contrario, es un hábito adquirido que se va convirtiendo en obsesión.

Ortorexia, obsesión saludable que mata
Suele comenzar inocentemente, como un deseo para conseguir superar enfermedades, perder peso o mejorar la salud, pero fundamentalmente afecta a las personas con baja autoestima, psicorigidos, perfeccionistas y amantes de las dietas.

La ortorexia es una enfermedad asociada con la obsesión por comer saludable que unida a la bulimia y a la anorexia puede llevar a la muerte. Esta situación se presenta en aquellas personas que preocupadas por su imagen física adoptan un pensamiento fijo y recurrente por consumir alimentos “sanos”, es decir, aquellos de tipo orgánico, sin colorantes, preservantes, etc.

De acuerdo con el psicólogo Jaime Sotomayor Andrade, esta patología puede llegar a interferir negativamente en la vida de aquellas personas que la padecen.

Generalmente los pacientes prefieren no ingerir alimentos (incluso por largos periodos de tiempo), a comer aquellos que (a su parecer) son “impuros”, es decir, aquellos con altos contenidos de aditivos, grasas, etc., afectando sus relaciones interpersonales, evitando ir a restaurantes e incluso a casa de familiares y amigos por el simple temor de lo que puedan comer.

Así mismo, estos pacientes, se imponen fuertes restricciones de alimentos, lo cual repercute directamente en su salud,  dejando al descubierto consecuencias de tipo medico-nutricional como: deficiencia de vitaminas, proteínas, disminución de peso y anemia, entre otros, y aquellas de tipo psicológico en donde las personas que sufren de esta patología comienzan a aislarse de los grupos sociales, tienen tendencia a la perfección y presentan cambios en la personalidad  volviéndose amargados e irritables.

Síntomas

El psicólogo Sotomayor, sostiene que aunque no se encuentran totalmente clasificados, algunos criterios son suficientes para lograr diagnosticar a las personas que padecen de ortorexia:

-  Dedicar más de 3 horas al día a pensar en su dieta “sana”.

-  Mostrar una clara obsesión por lo que comen.

-  Preocuparse más por la calidad de los alimentos que del placer de consumirlos.

-  La calidad de los alimentos supera el placer que se siente al comerlos.

-  Disminución de su calidad de vida conforme aumenta la pseudocalidad de su alimentación.

-  Sentimientos de culpabilidad cuando no cumple con sus convicciones dietéticas.

-  Planificación excesiva de lo que comerá al día siguiente o durante toda la semana.

-  Aislamiento social provocado por su tipo de alimentación.

 Esta enfermedad tiene similitudes con la anorexia o la bulimia nerviosa, sin embargo, los anoréxicos y bulímicos se preocupan por la cantidad de comida que consumen, mientras que los ortoréxicos se obsesionan con la calidad de la misma.

Aunque no se tienen datos actualizados sobre esta patología, cada día se hacen más consultas a los profesionales de la nutrición, medicina, psiquiatría y psicología al respecto o por causas que tienen que ver con los trastornos alimentarios. Algunas indicaciones que dan los profesionales de la salud son: ejercicio moderado, alimentación balanceada y recurrir a la asesoría de los profesionales de cada especialidad de acuerdo a la particularidad de cada persona.