Actualización: Vie, 10 / Ene / 2014 9:33 am
Viernes, 10 / Ene / 2014

Los diez errores más frecuentes al utilizar lentes de contacto

Cientos de personas piensan en renovar su aspecto personal y deciden deshacerse de las gafas porque consideran que les restan belleza de manera que empiezan a usar lentes de contacto. Estos son los errores más frecuentes al utilizarlos.                           

Los diez errores más frecuentes al utilizar lentes de contacto
Lentes de contacto.

Con la llegada del año nuevo cientos de personas piensan en renovar su aspecto personal. Según los expertos un gran número de hombres y mujeres deciden deshacerse de las gafas porque consideran que les restan belleza de manera que empiezan a usar lentes de contacto, sin los exámenes y el correcto entrenamiento para no poner en riesgo su salud. 

“Es increíble la cantidad de personas que llegan a los consultorios diciendo que  pensaban que los lentes de contacto no representaban ningún riesgo o que los  compraban en lugares no autorizados. Docenas de personas los adquieren sin la asesoría previa de un profesional que evalúe su caso. Incluso se reportan casos de infecciones y enfermedades en quienes los usan como parte de un tratamiento médico, pero luego de un tiempo se confían, descuidan su higiene, las revisiones de control o la verificación de fórmula cada año”, explica Sergio Mario García, optómetra de la Universidad de La Salle.

Con motivo del lanzamiento de su libro “Lentes de Contacto, teoría y práctica”, Sergio Mario García, Optómetra de la Universidad de La Salle, elaboró el listado de los 10 errores que con mayor frecuencia cometen los colombianos al usar lentes de contacto.

10  errores al usar lentes de contacto

 1.    Usar mal las soluciones de mantenimiento (limpiador, desinfectante y lubricante)

2.    Invertirlos, es decir colocarse mal los lentes en cada ojo, el lente del ojo derecho en el ojo izquierdo y viceversa.

3.    Quitarse y ponerse los lentes con un mal lavado de manos.

4.    Excederse en el tiempo de uso.

5.    Ante las molestias limitarse a la consulta de artículos den internet y no consultar al especialista (optómetra) cuando se tiene dificultades.

6.    Usar los lentes en mal estado (rayados, desportillados, viejos).

7.    Olvidar usar recordatorios en el celular o en su agenda para renovar los lentes con la  frecuencia adecuada.

8.    Olvidar  los controles con el especialista.

9.    Comprar los lentes sin prescripción médica. Aunque sean solamente por cambiar el color del ojo, debe consultar al experto.

10. Colocarse los lentes de otra persona, porque usa el mismo color o la misma fórmula.