Actualización: Lun, 26 / May / 2014 3:58 pm
Lunes, 26 / May / 2014

Molécula relacionada con el agresivo cáncer de páncreas permite potenciales avances clínicos

Archivado en Salud

Investigadores de la Clínica Mayo en Jacksonville, Florida, han descubierto una enzima que dicen está estrechamente relacionada a cuán agresivo sea el cáncer de páncreas en un paciente.

Molécula relacionada con el agresivo cáncer de páncreas permite potenciales avances clínicos

Los expertos informan que el estudio, publicado en la revista Molecular Cancer Research,  proporciona información clave en la forma más agresiva de la enfermedad, que es uno de los cánceres humanos más mortíferos.

También ofrece una serie de posibles avances clínicos futuros, tales como lograr medir los resultados en pacientes individuales y adquirir una nueva percepción de terapia potencial para bloquear la actividad de la enzima, conocida como Rac1b.

"La repercusión de nuestra investigación es que Rac1b activa vías únicas en tumores de páncreas que hacen que este tipo de cáncer sea agresivo. Si podemos atacar terapéuticamente esas vías, podemos ser capaces de tener un impacto en esta enfermedad muy difícil de tratar", expresa el Dr. Derek Radisky, Ph.D., investigador del Centro de Cáncer de la Clínica Mayo en Florida, quien lidera el estudio.

Una posible droga específica tendría que ser dirigida a las vías que causan cáncer activadas por Rac1b, dado que la enzima es difícil de atacar, por estar comprometida en muchos procesos biológicos normales, explica el Dr. Radisky. Él y sus colegas ahora están trabajando para descubrir cómo la enzima (Rac1b) incrementa el avance del cáncer de páncreas.

La súper familia de proteínas RAC1 — que desempeñan importantes funciones reguladoras en el crecimiento celular y en el movimiento de las células — han estado involucradas en otros tipos de cáncer, tales como el melanoma y el cáncer de pulmón de células no pequeñas, pero antes de este estudio, no se sabía que una subforma, la enzima (Rac1b), jugaba un papel en el cáncer pancreático.

El equipo comenzó sus funciones  investigando por qué las células de cáncer pancreático producen metaloproteinasas de la matriz (MMPs), enzimas que descomponen las moléculas de adhesión pegajosa, que mantienen a las células pegadas en un tejido o en un tumor. Las MMPs permiten que las células cancerosas migren a distancia desde un tumor.

Usando una combinación de biopsias de tejidos humanos, nuevos modelos de animales transgénicos y estudios de cultivo de células, los investigadores establecieron una relación entre la expresión de MMP3 y la activación de la enzima Rac1b. Luego, utilizando la gran lista de biopsias de cáncer de páncreas humano de la Clínica Mayo, los científicos encontraron que los niveles de expresión de Rac1b se asociaban significativamente con el pronóstico de cáncer.

Los investigadores verificaron sus hallazgos mediante el tratamiento de las células pancreáticas cancerosas cultivadas con MMP3 recombinante. Descubrieron que esto era suficiente para inducir a la Rac1b y que aumentaba la invasividad del cáncer.

"El cáncer de páncreas no es uniformemente agresivo, algunos pacientes tienen un resultado relativamente mejor. Este trabajo nos permite afinar en aquellos casos de quienes no les va tan bien, y que lograrían mayores beneficios con terapias más específicas", concluye el Dr. Radisky