Actualización: Lun, 11 / Ago / 2014 11:52 am
Lunes, 11 / Ago / 2014

Más calidad y seguridad en los juguetes de los niños

Archivado en Salud

La seguridad es un factor de suma importancia en cualquier producto destinado a los niños y ha de ser uno de los requisitos que las familias deben exigir en los juegos y juguetes que compran a sus hijos. 

Más calidad y seguridad en los juguetes de los niños

Una serie de requisitos de garantía y control que conciernen a todas las fases de la vida de un producto destinado al uso infantil, desde su diseño hasta los materiales y componentes que intervienen en su producción, sin olvidar su mecanismo y funcionalidad mientras esté en uso.

- Todos los juguetes deben estar marcados con el sello CE, que garantiza el cumplimiento de las más exigentes normativas de la Unión Europea, y deben cumplir con la Directiva Europea 88/378/EEC, de Seguridad de Juguetes.

- Es imprescindible que los juguetes pasen diferentes test de calidad en entidades que avalen el óptimo estado del producto.

- Todos los juguetes deben tener la correspondiente resistencia y estabilidad para soportar el juego de cada día sin roturas o deformaciones. Además, aspectos como los bordes accesibles, salientes, cuerdas, cables o fijaciones deberán estar diseñados y fabricados para que no supongan ningún tipo de riesgo para la seguridad de los más pequeños de la casa.

- Todos aquellos juguetes que necesiten una fuente de energía para su correcto funcionamiento deben estar cuidadosamente aislados y protegidos mecánicamente, para evitar riesgos de descarga o quemadura durante el juego.

- Con el fin de proporcionar la mayor información a los consumidores y conseguir la máxima utilidad del producto con los más altos niveles de seguridad para el niño, en el embalaje del producto siempre se debe detallar toda la información relativa a la seguridad de uso del juguete, el rango de edad al que está destinado y todas las advertencias de seguridad que exige la normativa europea.

Imaginarium la marca experta y dedica a la garantía y control que conciernen a todas las fases de la vida de un producto destinado al uso infantil, desde su diseño hasta los materiales y componentes que intervienen en su producción, sin olvidar su mecanismo y funcionalidad mientras esté en uso.