Colombia.com Bogotá Miércoles, 01 / Abr / 2020

Consultar a un vidente sin gabinete es garantía de atención exclusiva y personalizada

Tags: Horóscopo

Son muchas las personas a las que en algunos momentos de su vida se les hace difícil tomar decisiones importantes porque temen sobre lo que les depara el futuro y acuden a un clarividente.

Consultar a un vidente sin gabinete es garantía de atención exclusiva y personalizada
Los clarividentes te orientan en situaciones difíciles.

Una buena opción es consultar uno que no tenga gabinete, ya que atienden personalmente y crean una conexión más directa y sin distracciones de ningún tipo, lo que favorece que las predicciones sean más acertadas.

Hay momentos a lo largo de la vida que se deben tomar decisiones importantes, que pueden incluso cambiar nuestro futuro, por lo que son muchas las personas que recurren a videntes o tarotistas para despejar las dudas.

Son muchas las alternativas con las que se cuentan para tal fin, pero sin lugar a dudas, las mejores son las videntes sin gabinete, esto lo demuestran los miles de comentarios positivos que se leen diariamente en las diferentes redes sociales. Cosa contraria ocurre con los servicios de clarividencia que funcionan como un “call center”, donde son muchas las personas que atienden, y por lo general, no son clarividentes, sino que simplemente reciben llamadas y consultan las cartas.

Cabe destacar que las videntes necesitan un lugar tranquilo, sin interrupciones, que favorezca la concentración para canalizar adecuadamente las energías, para así lograr una excelente conexión con sus clientes, situación que no ocurre con los servicios con gabinete, donde por lo general, no aciertan en la mayoría de sus predicciones debido, precisamente, a la falta de concentración por las diferentes conversaciones que se dan al mismo tiempo por todos los tarotistas que atienden en un mismo lugar.

Atención directa y personalizada

La más acertada decisión, en definitiva, es acudir a un servicio sin gabinete, como el que ofrece la vidente española Eva Duarte, considerada una de las mejores clarividentes del país, quien además de atender directamente a sus clientes, tiene más de 30 años de experiencia ejerciendo el arte de la adivinación.

Y es que esta vidente desde muy pequeña tiene el privilegio de percibir acontecimientos pasados sin necesidad de que se los cuenten, así como posee el don de intuir hechos que aún no han ocurrido, aspectos que logró desarrollar para potenciar el poder de la adivinación y así tener la posibilidad de impactar positivamente en la vida de las personas que acuden a ella. Esto lo certifican quienes han tenido la oportunidad de consultarla, lo que le ha valido para obtener el prestigio que ostenta.

Una de las cualidades que más destacan de esta vidente, es que solo necesita saber el nombre del cliente para conectar con su energía, y de esta manera, captar las visiones para predecir su presente y futuro más cercano. Además, es considerada una vidente honesta con lo que comunica a sus clientes, ya que no oculta lo que ve o percibe, incluso si son dificultades, problemas o situaciones muy complejas.

Cómo reconocer a un vidente de verdad

Saber reconocer a un buen vidente no es nada difícil, solo se deben considerar algunos aspectos básicos, como estar pendiente de la clase de preguntas que éste haga al inicio de la sesión, ya que los videntes que engañan tienen la habilidad de hacer que el cliente le proporcione, sin darse cuenta, la información que requerirá para hacerle creer que lo adivinó. Un verdadero vidente hará pocas y sencillas preguntas, pero sobre todo, muy concretas.

La conversación también es importante, por ejemplo, si el vidente se centra más en establecer el dinero que cobrará por la consulta en lugar de estar pendiente de la ayuda que le pueda proporcionar, es una mala señal, por lo que es recomendable buscar a otro. Asimismo, si alarga la consulta a propósito no es bueno, un vidente honesto va al grano, ya que la mayoría tiene tarifas por minutos o por horas, así que en este caso el tiempo influirá en el importe a pagar.

No hay que olvidar que el objetivo principal por el cual los videntes prestan sus servicios, es para orientar en situaciones difíciles o de mucha duda, por lo que, al momento de acudir a uno de ellos, está será la característica principal que le permitirá establecer si se está consultando a uno verdadero.