Por: Alexandra Méndez • Colombia.com

Mal de ojo: poderosa oración para repeler la envidia y alejar a las personas con malas intenciones

Eleva tus peticiones al cielo y recibe protección espiritual con esta oración. 

Repele la envidia con esta poderosa oración. Foto: Shutterstock
Repele la envidia con esta poderosa oración. Foto: Shutterstock

Eleva tus peticiones al cielo y recibe protección espiritual con esta oración. 

Los creyentes en las energías y el esoterismo tienen un miedo latente respecto a las envidias y el mal de ojo, pues estos sentimientos negativos no solo pueden afectarnos emocionalmente, sino también físicamente. 

El mal de ojo se refiere a la idea de que alguien puede causarnos daño simplemente con su mirada. De acuerdo con el Diccionario Enciclopédico de la Medicina Tradicional Mexicana, esta práctica “es reconocida por la presencia de diarrea, vómito, llanto e intranquilidad, entre muchos otros síntomas”

La misma web señala que el mal de ojo “afecta principalmente a los niños y ocasionalmente a los adultos” otros seres vivos como las plantas y los animales también pueden verse afectados por este tipo de envidias. 

Los expertos en el tema señalan que existen algunos rituales y oraciones que podemos poner en práctica para protegernos contra estas malas vibraciones. La web Unidos en Oración nos comparte una poderosa petición que podemos elevar al cielo para solicitar protección espiritual divina. 

Oración para repeler la envidia y alejar a las personas con malas intenciones

Amado Padre Celestial, Tú que todo lo ves y que todo lo oyes, dale oído a este humilde servidor que clama hacia Ti pidiendo protección. Agradecido me siento Hermoso Señor, por ser parte de tu maravilloso plan, por haberme bendecido con un cuerpo físico, con una vida en este mundo y la posibilidad de lograr la felicidad y la vida eterna.

Mas sin embargo mi Dios, hoy me encuentro afligido y preocupado por la situación en la que me encuentro, y por las personas que se encuentran a mi alrededor, he notado que algunas de ellas quieren hacerme daño, sienten envidia de mí y de lo que poseo, y tienen malas intenciones para conmigo.

Te pido Misericordioso Dios, que alejes a estas personas de mi vida, mantenlas lejos de mí y de mi familia para que no puedan hacernos daño, te pido que no permitas que su envidia, su odio o sus malas intenciones perturben la paz y la tranquilidad que reina en mi hogar y en mi vida.

Sé que nosotros tus hijos no somos perfectos mi Señor, sé que a menudo te fallamos, que nos equivocamos y te confieso Dios mío, que incluso yo he tenido sentimientos negativos hacia mis hermanos, y no estoy orgulloso de ello, me siento triste por  haberte fallado, pero a diario me esfuerzo Padre amado, por ser de tu agrado, por ser como Tú quisieras que sea.

Así mismo Dios Eterno, sé que aquellas personas que buscan hacerme daño, se encuentran perdidos en sus sentimientos negativos, en sus pensamientos de odio y envidia hacia otros, dales paz Dios bondadoso, procura que el mal se disipe de sus mentes y sobre todo de sus almas, te necesitan mucho mi Señor.

Sólo Tú puedes cambiar tempestad por calma, soberbia por humildad, egoísmo por bondad, por eso mi Dios Bendito, te pido que puedas cambiar esta situación, que no permitas que la envidia de otros afecte mi vida y la de mi familia, no permitas que me deprima o me sienta mal a causa de otros.

Dame de tu sabiduría Hermoso Dios, para poder identificar y darme cuenta cuando alguna persona se acerca a mí de manera malintencionada, para poder ver a esos falsos amigos que se esconden bajo una grata sonrisa, ayúdame Amado Padre a librarme de ellos.

Toca Señor, el corazón de estas personas, ayúdales a reconocer su error y a cambiar, ayúdales a ser personas buenas y justas con los demás. Ilumina con tu luz sus caminos, dales la salida en medio de estos sentimientos tan amargos.

Y a mí, Padre celestial, te ruego me des fortaleza, para que me mantenga siempre firme y no ceda ante estas personas que amenazan mi paz, te pido me ayudes a ser indiferente ante las malas intenciones de los demás.

Aparta de mi vida Dios precioso, a todas las personas dañinas, quédate a mi lado y sé mi escudo protector, quiero poder llevar una vida placentera y digna, y necesito a diario de Ti, porque sólo Tú puedes librarme de mis enemigos.

Ayúdame Eterno Dios, a difundir el amor, a pregonar sobre tu vida y tus mandatos, a ser un ejemplo fiel de tus buenas obras, para que de esta manera mis hermanos puedan encontrarte, puedan seguir tu ejemplo y cambiar sus vidas.

Con mucho fervor ruego por tu santa protección Dios Altísimo, para que me cuides de toda persona que quiera dañarme, a mi o a mi familia, cuídanos, mantennos bajo tu sagrado manto, para que nada nos hiera, para que nada perturbe nuestra tranquilidad, bendícenos y danos la fuerza y el poder para enfrentar a nuestros enemigos, para poder cuidar de nosotros y de los que nos rodean, en el nombre de tu hijo, nuestro Señor Jesucristo, Amén.