Colombia.com Bogotá Jueves, 29 / Sep / 2016

Oraciones de San Miguel Arcángel para celebrar su día

Cada 29 de septiembre se celebra el día de San Miguel Arcángel y aquí te contamos cuál es su historia. 

Oraciones de San Miguel Arcángel para celebrar su día
Día de San Miguel Arcángel se celebra el 29 de septiembre

Cada año la iglesia celebra el día de San Miguel Arcángel, pero ¿qué significa el nombre de este ángel? La palabra Arcángel proviene de "arc", que significa el principal, y ángel, por lo que es "como un jefe de los ángeles", según destacó el sitio católico EWTN.

San Miguel arcángel significa, "¿Quién como Dios?" o "Nadie es como Dios" y está entre los tres cuyos nombres aparecen en la Biblia.

Es representado como el ángel guerrero, el conquistador de Lucifer, poniendo su pie sobre el enemigo infernal, amenazándole con su espada o traspasándolo con su lanza. Suele representárselo con una balanza, pues es defensor de la justicia.

Se le venera como quien derrotó a Satanás y sus múltiples seguidores. Es también conocido como el ángel de la plegaria y de la adoración y, finalmente, presentador de las almas de los difuntos a la luz del Paraíso.

En la liturgia, la Iglesia nos enseña que este arcángel está puesto a custodiar el paraíso y llevar a él a aquéllos que podrán ser recibidos allí. Este ángel tiene la misión de proteger a todos os hombres.

Te puede interesar: ¿Buscas trabajo? Dos oraciones fuertes para encontrarlo

Para celebrar el día de San Miguel Arcángel te compartimos algunas de sus la oracioraciones.

- Oh gloriosísimo San Miguel Arcángel, príncipe y caudillo de los ejércitos celestiales, custodio y defensor de las almas, guarda de la Iglesia, vencedor, terror y espanto de los rebeldes espíritus infernales, humildemente te rogamos, te digne librar de todo mal a los que a ti recurrimos con confianza; que tu favor nos ampare, tu fortaleza nos defienda y que, mediante tu incomparable protección adelantemos cada vez más en el servicio del Señor; que tu virtud nos esfuerce todos los días de nuestra vida, especialmente en el trance de la muerte, para que, defendidos por tu poder del infernal dragón y de todas sus asechanzas, cuando salgamos de este mundo seamos presentados por ti, libres de toda culpa, ante la Divina Majestad.

- San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla.

Sé nuestro amparo contra la perversidad y las asechanzas del demonio.

Que Dios le reprima, es nuestra humilde súplica; y tú, Príncipe de la Milicia Celestial, con la fuerza que Dios te ha dado, arroja al infierno a Satanás y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén.

Colombia.com