Actualización: Lun, 11 / Mar / 2019 1:41 pm
Colombia.com Bogotá Lun, 11 / Mar / 2019 12:56 pm

¿Qué tipo de infidelidad duele más?

No importa cuánto tiempo llevas con tu pareja, si ya tenían una vida planeada o lo poco que hayan vivido, lo cierto es que una infidelidad le duele a cualquiera.

¿Qué tipo de infidelidad duele más?
En tus manos está el perdonar o continuar con la relación. Foto: Shutterstock

Inicias una relación con la esperanza de que dure, no importa si son meses o años, pero en lo que realmente fijas tu esperanza, es en que jamás te vayan a traicionar, pues por algo inicias “algo serio” con alguien y pones además de tus expectativas, toda la confianza en tu pareja y en ocasiones salir defraudado no es una opción.

Muchos expertos en temas de pareja aseguran que la infidelidad es la principal causa de divorcios y rupturas amorosas, pues la mayoría de personas consideran que después de una infidelidad la relación está perdida.

Si eres víctima de la actuación vergonzosa y poco considerada de parte de tu pareja, no te preocupes, a final de cuentas quien resulta perdiendo no eres tú, pues el infiel podrá encontrar refugio en otra persona, mientras que tú brindas algo duradero. Sin embargo, el dolor es algo que no se puede dejar de lado, pues el amor que tienes por esa persona te lleva a sentirte defraudada/o y es lo más normal, ¡no te desesperes!

Actualmente la infidelidad sentimental y la íntima, es tan común que ha comenzado a despertar el interés de los expertos y han indagado para llegar a concluir qué tipo de traición es la que más duele.

¿Qué tipo de infidelidad causa más dolor?

- La infidelidad carnal se da cuando la persona que se encuentra dentro de un vínculo decide mantener relaciones íntimas con alguien aparte de su pareja, pero ese llamado “desliz” para muchas personas es imperdonable.

Entremos en escena: Tienes una pareja de seis meses o un año aproximadamente con la que llevas compartiendo desde el acto íntimo, hasta tu vida y tu tiempo, pasa que tu pareja por “cosas de la vida” encuentra a alguien que le pareció más atractivo o con quien “la carne le fue débil” (aquí podríamos hacer una pausa, pues si existiera comunicación sería más fácil que tu pareja te hablara de la atracción que está sintiendo por alguien más, pero eso sí, la decisión de finiquitar o no la acción es de tu pareja. No puedes decidir por él o ella) y  a final de cuentas decidió continuar con el coqueteo y la situación hasta llegar al punto de besar o acostarse con alguien más (puede que no hayan llegado al acto carnal, pero sin embargo hubo traición).

Bien sea porque te enteres por su propia boca o por una tercera persona este tipo de infidelidad duele a tal punto de que puedes sentir que no podrás perdonar a tu pareja y en eso, según estudios, las personas coinciden, pues la mayoría prefieren poner fin a una relación después de una traición de cama, pues consideran que la confianza se rompió totalmente y no se podrá recuperar.

- Por otra parte se encuentra la infidelidad emocional, esta requiere de más tiempo y se da cuando aparte de que ya sucedieron cosas íntimas o así fuera solo un beso, se creó un sentimiento de por medio con la otra persona y puede llegar a ser más fuerte que el vínculo que siente contigo.

Entremos en escena: Llevas (igualmente) seis meses o un año aproximadamente en tu relación, todo parece que marcha de maravilla, quizás existen los problemas que aparentemente cualquier pareja puede llegar a tener, pero ese idilio se detiene justo en el momento en que tu pareja te dice que necesita hablar contigo y decide contarte que hay alguien más, pero no solo que le gusta, sino que además hay un sentimiento de por medio por lo cual es tu pareja (“la persona infiel”) decide ponerle fin a la relación.

Para los expertos este tipo de infidelidad es la que más duele, pues aparte de que hubo una traición de por medio, tu pareja inició a sentir un lazo emocional por alguien más y esto no requiere de poco tiempo, si no de meses, es decir que el acto venía sembrándose tiempo atrás y en simultáneo a la relación que sostenía contigo.

¿Cuál fue el estudio realizado?

La Universidad de Champman en California, realizó un estudio en el cual se analizaron las reacciones de 64.000 personas de ambos sexos ante los dos tipos de infidelidad y el resultado que arrojó fue que para los hombres es más difícil continuar después de una traición donde se haya llegado a dar un acto íntimo, pues les afecta su ego y esto lo hace imperdonable, además de doloroso.

Las mujeres al ser un poco más sentimentales o poner como prioridad la conexión con su pareja, les pesa mucho más la traición emocional y aunque muchas de las mujeres partícipes pensaron que podían perdonar y pasar página, el resultado mostró que la mayoría prefería finalizar la relación y dar espacio a su pareja para que hiciera su vida con la otra persona.

Sea cual sea la decisión, hay que tener en cuenta que la confianza se puede romper en segundos, pero toma años en recuperarse y antes de pensar en continuar con una relación, es bueno poner en una balanza los beneficios o líos que puede llegar a traerte y si vale la pena arriesgar tu tranquilidad por estar pensando en si te están o no volviendo a jugar con la misma moneda.

Juliana Palomino - Colombia.com