Actualización: Vie, 07 / Sep / 2012 11:22 am
Viernes, 07 / Sep / 2012
Media: 5

Pte. Santos con manos abiertas

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, le reiteró hoy a las FARC que tiene la "mano abierta" para poner fin a la guerra por la vía del diálogo al conflicto armado.

"Ahí está la mano abierta, y ojalá lleguemos al fin de este conflicto que tanto daño, tanta violencia, tanta muerte le ha causado a Colombia", expresó Santos a la prensa en una base del centro del país a la que viajó el jueves para reunirse con la jerarquía de las fuerzas de seguridad.

El gobernante habló ante unos cien oficiales de las Fuerzas Militares y de la Policía a los que convocó en el Fuerte Militar de Tolemaida para informarles de manera personal del naciente proceso de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El Ejecutivo y las FARC tienen previsto instalar la mesa de negociaciones a comienzos de octubre próximo en Oslo y luego la trasladarán a La Habana, donde el pasado 26 de agosto firmaron el acuerdo marco para este proceso tras seis meses de unas "conversaciones exploratorias".

Ante el auditorio de oficiales, Santos ratificó que no aceptará un alto el fuego hasta que no se llegue a un pacto final con esa guerrilla rebelde, en armas desde 1964 y con unos 8.500 combatientes.

En medio de unos ejercicios físicos con su hijo Esteban, que hace dos semanas se alistó en el Ejército, y varios de sus colaboradores, Santos insistió en que el suyo es un gobierno que prefiere la paz, pero que también está preparado para la guerra.

"El país está muy bien física y mentalmente para la guerra y para la paz, pero por supuesto que preferimos la paz", enfatizó Santos, cuyo proceso con las FARC será el tercero formal en treinta años del Estado con esta organización insurgente. EFE
Media: