Actualización: Jue, 12 / Ene / 2017 5:07 pm
Jueves, 12 / Ene / 2017
Media: 4

Brasil: Crash Church, la iglesia de Dios a ritmo de Heavy Metal

Personas con camisetas de Metallica o Joy Division adoran a Dios en esta iglesia evangélica ubicada en Sao Paulo, Brasil.

Brasil: Crash Church, la iglesia de Dios a ritmo de Heavy Metal
Foto: EFE

En el interior de un garaje de Sao Paulo suenan los primeros acordes de una canción de Heavy Metal. La letra habla de Jesucristo y de la salvación y su palco es la Crash Church, una iglesia evangélica frecuentada por amantes del rock que buscan la palabra de Dios a través de la música.

Como en un concierto de rock "duro", los feligreses se visten de oscuro y sacuden fuertemente la cabeza cuando el bajo eléctrico y la batería comienzan a sonar en una sala pintada de negro y decorada con tribales blancos.

Te puede interesar: Arzobispo: La pedofilia y los feminicidios “son culpa del divorcio”

Tras varias canciones de alto voltaje, los fieles, algunos con camisetas de Metallica o Joy Division, se sosiegan y el pastor Batista comienza el culto. No usa traje, como la mayoría de los ministros evangélicos, sino pantalones vaqueros y unas deportivas blancas y rojas. Además, es vocalista de un grupo cristiano de death metal llamado "Antidemon". 

Detrás de un púlpito con aires medievales, el pastor Batista lee el Evangelio, mientras que los devotos lo siguen en sus teléfonos móviles, en Sagradas Escrituras de papel o a través de las pantallas de televisión donde se reproducen los pasajes bíblicos. Batista utiliza jerga popular para explicar la palabra del Señor e intercala las lecturas con las canciones de rock.

En una de sus intervenciones, el pastor compara la historia de Jesús con la de la iglesia y recalca, que a pesar del prejuicio que existe contra ellos, también son "de Dios".

A su juicio, iglesias como Crash Church han contribuido para la expansión de la religión evangélica, la cual, a diferencia del catolicismo, ha ganado terreno en los últimos años en Brasil.

EFE

Media: