Eventos Especiales
Eventos Especiales
Click
 
Antanas Mockus, El hombre que analiza el país con inteligencia y cultura ciudadana.

"Usted nos educó, síganos educando" un compromiso con Bogotá

El nombre de Antanas Mockus, es ya muy familiar entre todos los colombianos porque inmediatamente se identifica con educación, cultura, política y sobre todo con la "simbología", que suele utilizar este carismático e inteligente hombre de la vida publica, quien durante toda su vida ha entregado todo de sí como catedrático y por supuesto dando a conocer sus conocimientos y programas cuando fue Alcalde Mayor de Bogotá.

Hay quienes han llegado a afirmar que es un hombre que vive en otro mundo, un marciano que se coló al "macondiano" pueblo llamado Colombia, un prototipo de persona único y especial que logró impactar en un país violento e indiferente con sus dotes de hombre culto y extrovertido. En otras palabras, un loquito cuerdo y bien parado en su sitio de intelectual.

Por tal motivo, Colombia.Com, llevó a cabo un reportaje en su sección de Auditorio con el firme propósito de dar a conocer a nuestros usuarios las expectativas que tiene el profesor Mockus, quien aspira por segunda oportunidad a ocupar el segundo cargo más importante del país.

" Mi idea central en esta segundo proceso de candidato a la Alcaldía es pasar del acatamiento de normas elementales, a la interiorización de las normas, a la adhesión y el uso de la disuasión suave como lo es el personaje que utilice días atrás representado en "Pepe el "Grillo" del personaje de Pinocho. Cada uno de nosotros es regulado por la ley, a veces por temor al castigo, por convencimiento y de haber asistido a la discusión racional, a veces desobedecemos al qué dirán, la presión social, los aplausos, las felicitaciones y la confianza de los demás sobre una persona sirve para el comportamiento humano del ser. En la voz de la conciencia esta el "grillo. Es una voz interna, también es muy importante para la construcción de la ciudadanía", es lo que expresa Antanas Mockus en su lenguaje simbólico y que pretender que las personas nos ayudemos unos entre otros, para poder obedecer todos a su respectivo grillo.

El vivir rodeado de tanta cultura y ser un verdadero expresionista de la simbología, han caracterizado al profesor Antanas Mockus como una persona que acata las normas de un Estado democrático, ya que es importante para él como hombre público aprender a respetar las normas y legislaciones.

(izq,-der) Isaac Gutiérrez, Carlos Prieto, Juan Manuel Moreno, Marie Vivianne Barguil. (sentado). Antanas Mockus Sivickas

Así mismo, el candidato a la Alcaldía Mayor de Bogotá, se siente feliz de ver la manera como la ciudadanía lo ha recibido bien en cada una de laas localidades en donde ha estado entregando y ofreciendo sus programas culturales y sociales en una ciudad habitada por ciudadanos procedentes de todas las regiones del país.

Para Antanas este nuevo reto ha sido significativo porque la gente lo primero que le expresa es que "Usted nos educó, síganos educando", es una frase que lo llena de alegría en lo personal y sostiene que ese es un reto que se forjó desde cuando comenzó su vida de educador y catedrático en la universidad Nacional de Colombia hasta que logró ser el rector del claustro universitario más importante de Colombia.

"La gente también es consciente que he promovido un manejo muy responsable de los recursos públicos cuando fui alcalde y que existe ese compromiso transparente entre la ciudadanía y yo. Eso es algo que logramos practicar en mi administración durante tres años y fue tal vez por primera vez en décadas una experiencia en Colombia de total independencia entre los poderes del Estado", sostiene el ex burgomaestre y hoy candidato a la alcaldía.

Quizá uno de los mensajes más claros en su actual campaña es el del "Perdón y olvido", ya que para los bogotanos por un par de años no le perdonaron que el profesor Mockus, se retirará de su cargo de alcalde hace tres años para lanzarse como aspirante a la presidencia de la República. Sobre este tema enfatizó que el perdón requiere de tolerancia, paciencia y sobre todo de entendimiento.

Es
decir, que el reconocimiento de la propia persona cuando se equivoca y ha causado daño, es fundamental en una sociedad. Antanas, reconoció personalmente que había ocasionado daño a muchas expectativas de sus seguidores y en momentos traicionado su lealtad. En otras palabras, hubo una decepción de su electorado y lo más grave es que Antanas, no explicó su salida de la alcaldía. Ello le generó al profesor como una vergüenza y fue consciente de ello.

La verdad es que lograr descubrir el pensamiento de Antanas, resulta un poco complicado, no por el excelente sentido del humor que tiene, ni por su gran cantidad cultural y capacidad de incorporar ese simbolismo en medio de un país tan complejo como Colombia. Los diferentes problemas por los que atraviesa, ese mundo indiferente en cada sociedad y región que hacen del país un caso muy especial.

Por lo tanto, en su inteligencia y lenguaje el profesor Mockus logra visualizar los problemas de la Nación, pero por encima de todo logra dejar muchas enseñanzas y expectativas a los ciudadanos. Antanas, seguirá dando cuerda para mucho rato, sus símbolos generarán toda clase de polémicas, pero algo muy cierto es que si la gran mayoría del electorado colombiano eligieran a sus candidatos con ese estilo propio del profesor Mockus, Colombia sería otro país totalmente diferente y porque no viviríamos entre personas civilizadas al estilo europeo como siempre ha sido su sueño de toda una vida.

 

 

 

Click